Tipo de cambio:

Compra: 3.330

Venta: 3.333


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 17

de enero de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

La princesa del Kremlin

Rosemary Sullivan, autora de ‘La hija de Stalin’, considera que mediante la vida de este familiar del jerarca soviético se entienden aspectos del siglo XX. Destacó que Svetlana Alilúyeva se sintió presa del nombre de su padre.

3/1/2019


Ernesto Carlín Gereda

Editor de Culturales

Un obituario en la prensa le llamó la atención a Rosemary Sullivan, escritora y biógrafa canadiense. Había fallecido Svetlana Alilúyeva, la hija de Josef Stalin. En el diario se consignaba que Svetlana había declarado que siempre se había sentido prisionera del nombre de su padre.

Sullivan contó al Diario Oficial El Peruano que así despertó su curiosidad sobre esta mujer que durante su niñez y juventud fue “una princesa en el Kremlin”, pero que una década después de la muerte de su padre pidió asilo a Estados Unidos.

Un siglo, una vida

Para Sullivan, fue una sorpresa descubrir que existía muy poca información personal sobre la hija de este jerarca soviético.

Ya embarcada en el proyecto de saber más de Svetlana Alilúyeva, Sullivan se percató de que los abruptos cambios en la vida de su personaje eran una forma de entender parte de la historia del siglo XX.

La narradora canadiense adelantó para los interesados en leer su libro La hija de Stalin que su personaje tuvo que cargar toda la vida con el peso de su famoso progenitor.

“Muchos de sus familiares murieron por responsabilidad de su propio padre. Luego, durante la Guerra Fría, ella misma se convirtió en una especie de bola de tenis entre la KGB y la CIA”, graficó Rosemary Sullivan.

Dato

10 libros publicados tiene Sullivan. Cuatro de ellos son biografías.