Tipo de cambio:

Compra: 3.291

Venta: 3.294


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 21

de marzo de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

La proyección de China y el Perú

Hace cuatro décadas, el gobierno del presidente chino Deng Xiaoping ensayó una de las reformas económicas más importantes de la historia contemporánea, que le ha permitido al gigante asiático proyectarse al mundo entero y, en forma especial, impactó en la dinámica comercial del Perú.

22/12/2018


Gracias al cambio de orientación económica, los vínculos entre China y el Perú se han dinamizado en un clima de calidez y confianza mutua. Nuestro país no solo ha firmado un tratado de libre comercio con Beijing, que nos ha convertido en socios, sino que también hemos aumentado el nivel de nuestras sólidas relaciones de amistad con la suscripción de un pacto de asociación estratégica integral.

Hoy gozamos de la condición de ser socios estratégicos y estamos convencidos de que continuará la profundización de nuestros nexos económicos, políticos y culturales.

El impacto de las reformas económicas de Deng Xiaoping permitió que China se conviertiera en el socio comercial más importante del Perú con un intercambio de 20,000 millones de dólares en el 2017. Además, es el principal destino de las exportaciones peruanas y un inversionista fundamental, con más de 170 empresas chinas que crean puestos de trabajo en nuestro país.

La presencia de la mayoría de los últimos presidentes constitucionales peruanos en Beijing y la visita oficial del actual mandatario, Xi Jinping, a Lima en el 2016 nos revelan la enorme dinámica alcanzada en nuestras relaciones en las últimas dos décadas.

Todo comenzó cuando el presidente Deng Xiaoping impulsó cuatro reformas para modernizar la agricultura, la industria, la defensa, y la ciencia y tecnología, a fin de evolucionar hacia una economía de libre mercado bajo el mando del Partido Comunista Chino en 1978.

Esta importante decisión permitió a China dar un giro hacia un nuevo modelo que el presidente Xi Jinping denomina “economía de mercado socialista”. Hoy nadie duda de que China se ha convertido en el abanderado mundial del libre comercio. Inclusive, Xi ha defendido sus principios en distintos foros mundiales ante las amenazas proteccionistas del gobierno estadounidense de Donald Trump.

Los resultados de este cambio de rumbo han sido extraordinarios para China, que ha podido multiplicar por 37 veces su producto bruto interno de 1980, al pasar de 305,000 millones de dólares a 12,735 billones de dólares en el 2017, con un promedio de crecimiento del 10%.

Esta evolución favoreció a la población china, ya que cada hogar ha aumentado 90 veces su consumo desde 1980 y su esperanza de vida se incrementó de 66 a 76 años.

No existe duda de que continuaremos por el camino de la cooperación y las excelentes relaciones de dos países cuyas economías se complementan; además, sus pueblos son portadores de una enorme cultura ancestral que nos permitirá enfrentar con optimismo los desafíos del presente y del futuro.