Tipo de cambio:

Compra: 3.272

Venta: 3.276


Año del diálogo y la reconciliación nacional
SÁBADO 21

de julio de 2018

EDITORIAL

La simplificación es prioritaria

El Poder Judicial, de este modo, busca racionalizar y cohesionar las disposiciones normativas relacionadas con el pago y la aplicación de aranceles judiciales por parte de los justiciables y órganos jurisdiccionales.

30/4/2018


Avanza la simplificación administrativa. El Poder Judicial aprobó días atrás el nuevo reglamento de aranceles judiciales, que aclara vacíos y ambigüedades y se constituye en una herramienta de gestión capaz de consolidar todas las directrices relacionadas con esta materia en un solo documento, lo que, sin duda, brindará una correcta orientación a los usuarios y litigantes que requieren de su aplicación.


En concordancia con la Constitución Política y las leyes de desarrollo, este reglamento garantiza que los principios sobre los que se sustenta el pago de aranceles judiciales corresponden a la equidad, por lo que se exonera de su pago a personas de escasos recursos económicos; en la promoción de una correcta conducta procesal que desaliente el ejercicio irresponsable del litigio, así como al abuso del ejercicio de la tutela jurisdiccional.

Asimismo, y lo que resulta central, busca la simplificación administrativa que permita mayor celeridad en el trámite de acceso al servicio de auxilio judicial.

La judicatura, de este modo, busca racionalizar y cohesionar las disposiciones normativas relacionadas conel pago y la aplicación de aranceles judiciales por parte de los justiciables y órganos jurisdiccionales, incluir la casuística también relacionada con los aranceles por medios impugnatorios, nulidad de actos procesales, medidas cautelares y calificación de laudos arbitrales. Esto en un esfuerzo por transparentar los trámites y, de ese modo, evitar toda omisión que pueda justificar retrasos de los procesos, obstrucción a la simplificación, al igual que al servicio ágil y oportuno al ciudadano.

En este contexto, el reglamento de aranceles judiciales incorpora nuevos supuestos de exoneración; el uso de plataformas virtuales para realizar el pago como Multired virtual, Pagalo.pe; elimina la presentación de copia del documento nacional de identidad (DNI), y suprime la consignación manual de datos en el dorso del arancel. Asimismo, aclara, entre otros, que el arancel judicial por apelación de autos abarca todas sus modalidades, incorpora la prohibición de realizar exhortos en las cortes superiores que se encuentran en Lima y Callao, agrega que los procesos de ejecución de laudo arbitral firme están referidos a solicitudes, contestaciones y otros.

Con respecto a la aplicación de las tasas, este reglamento ratifica que los procesos de alimentos y laborales estarán exonerados de arancel. En efecto, en los primeros se aclara que los litigantes de escasos recursos gozarán de gratuidad; pero si la pensión mensual reclamada supera los 8,300 soles deberán abonar el 50% del arancel. Lo mismo se aplicará sí, en el caso del trabajador, el petitorio excede los 29,500 soles, entre otros.

En definitiva, sabemos que en la judicatura aún existen muchos desafíos que enfrentar y vencer, pero debemos resaltar los esfuerzos actuales en favor de un servicio más ágil y predecible en beneficio del ciudadano. Conscientes también de que la justicia es un pilar fundamental del Estado democrático de derecho y que su acceso para todos en condiciones de igualdad es imperativo e inexorable.