Tipo de cambio:

Compra: 3.315

Venta: 3.313


Año del diálogo y la reconciliación nacional
JUEVES 16

de agosto de 2018

La tenaz apuesta por la integración

En épocas en las que el flujo de información, ideas y productos se realiza no solo con mayor rapidez, sino también con mayor intensidad, la apuesta por la integración dejó de ser una simple opción para convertirse en una monumental necesidad.

11/8/2018


Ya el gran visionario de nuestra política exterior, el excanciller Carlos García Bedoya, manifestaba que la particular geografía del Perú marcaba su política exterior.

De una etapa jurídica dedicada a la defensa de nuestro territorio, la Cancillería optó por una visión más amplia en los ámbitos político y económico, dadas las características particulares de nuestro territorio: el mar, los Andes y la Selva.

La idea del “contorno territorial como punto de partida del quehacer diplomático” inspiró la creación de los dos procesos de integración más importantes que tal vez ha tenido el Perú en el último siglo: la Comunidad Andina de Naciones (CAN), que reúne a los países andinos; y la Alianza del Pacífico (AP), que aglutina a algunas repúblicas americanas que comparten la cuenca del océano Pacífico y desean comerciar con las naciones asiáticas.

Nuestro potencial de ser países andinos, con una cultura común y una especial ubicación geográfica, nos está dando frutos en forma silenciosa.

Por ejemplo, las exportaciones de los miembros de la CAN al mundo crecieron 19.1% en el 2017. Mientras que el comercio intracomunitario subió 6.2% en el mismo período. En el presente año proyecta mejores resultados. Entre enero y marzo, las exportaciones de los países andinos al mundo aumentaron 14.5% y las ventas intracomunitarias, 23.5%.

Otros dos datos resaltantes es que el 81.1% de la carga peruana que se movilizó por vía terrestre tuvo como destino un país del bloque en el 2016 y que el tráfico aéreo internacional de pasajeros en los países andinos se incrementó, en promedio, 11% en el 2017; el Perú fue el de mayor expansión (21.6%).

Al asumir nuestro país la presidencia pro tempore de la CAN, el canciller Néstor Popolizio anunció una reingeniería de la organización. A diferencia de la AP, la CAN tiene una estructura institucional que busca resultados en distintos campos: la seguridad social, el desarrollo del empleo, las telecomunicaciones y la infraestructura.

Por ello, es fundamental agilizar sus actividades y lograr la visibilidad de sus éxitos ante los ciudadanos. Un ejemplo es la cooperación con la Unión Europea en beneficio de los pequeños productores en las zonas fronterizas y la colaboración para combatir la fiebre aftosa.

Pero, sobre todo, se debe demostrar, como nos recuerda García Bedoya, que la integración de los pueblos necesita también de voluntad política. Por ello, la Cancillería promoverá una reunión del Consejo Presidencial Andino, tras siete años de interrupción.

Al cumplir 50 años el más viejo organismo de integración del continente, sus líderes requieren hacer una profunda reflexión sobre su proyección no solo en la región, sino también en el mundo.