Tipo de cambio:

Compra: 3.390

Venta: 3.393


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 12

de diciembre de 2019

GIANELLA NEYRA. ACTRIZ

“La vida es corta y hay que disfrutarla”

Actriz nos habla acerca de la felicidad, del amor y del respeto que todos debemos tenernos para ser mejores.

4/8/2019


mfernandez@editoraperu.com.peCecilia Fernández Sívori

Enfundada en la piel de una mujer que, tras  vivir sumisa, decide romper moldes, Gianella Neyra regresa a la pantalla grande con Recontraloca, cinta dirigida por Giovanni Ciccia, bajo el paraguas de La Soga Producciones. Esta historia promete irrumpir en los cinéfilos con una receta de risas, pero que encierra un mensaje que resume la importancia de ser feliz por sobre todas las cosas. Su estreno está previsto para el 8 de agosto a escala nacional.

–¿Cómo te sientes con este nuevo protagónico?

–Contenta. La película está muy bonita, muy emocionante. Todos los actores están increíbles, la imagen, la música. Creo que es una muy buena película y espero que la gente que venga a verla se emocione y sienta esto que hemos sentido nosotros; esas ganas de mandar todo a la michi de una buena vez por todas.

– Además de causar mucha jocosidad, ¿esta película en el fondo tiene mucho qué decir?

–Creo que eso fue lo que más nos interesó de la cinta a La Soga (casa productora), a Giovanni y a mí como actriz. Es que habla de la posibilidad de hacer lo que quieras hacer y decir lo que quieras decir; no importa que te llamen loca, al contrario. Ser orgullosa de ser loca y hacer lo que te hace feliz.

–¿En una parte pareciera que el personaje podría no estar convencida de los cambios que hace?

–Considero que parte de lo bonito de la historia es que ella se defiende a sí misma, más allá de cualquier cosa. No se define ni por su trabajo, ni por la pareja con la que está, ni por lo que tiene alrededor. Quiere descubrir quién es ella y entonces se elige a ella misma más allá de cualquier cosa. Ojalá que la gente que la vea, ya sea hombre o mujer no importa, decida lo mismo y con este trabajo los impulsemos a que se elijan a ellos por sobre todas las cosas.

–¿Esta historia llega en un momento importante en nuestra sociedad, donde se está luchando por empoderar a la mujer y desterrar todos los tipos de violencia?

–Claro. No tienes que llegar a extremos para decir que es violencia. Además, creo que la de tipo verbal es la que a veces sufrimos muchísimas personas; muchas más de las que uno cree. Y como es verbal la dejas pasar, pero te hace daño y va maltratando tu confianza y autoestima. Y creo que es bueno saber y, sobre todo, ser conscientes, que a eso también hay que decirle no y saber defenderse sin miedos.

–A todos nos puede suceder que en algún momento estemos vulnerable en medio de un juego perverso...

–Fíjate, creo que eso es interesante también decirlo en la película, porque por más que la primera versión se haya hecho hace muchos años, es una historia supervigente; creo que tremendamente vigente en nuestra realidad. Buscamos y esperamos que la gente se quiera, se respete, se defienda y, sobre todo, que se acepte como es. Y, por supuesto, que se sienta orgullosa como la persona que es.

–¿Sientes que has pasado por situaciones quizá algo similares?

–Creo que en algún momento yo y todos hemos estado en la versión de la primera Adriana, mi personaje en la película. Ese lugar que sabes que todo no anda bien, pero no te atreves ni siquiera a pensar qué cosa puede ser o de cortar con eso porque es la cosa que conoces; es el hábito y te da miedo dejarla. Creo que a todos nos ha pasado, pero lo importante es aprender con tiempo y paciencia, con cariño por uno mismo, que lo que hoy no te hace feliz mañana tampoco lo hará, eso hay que cortarlo. A veces estar con alguien que te produce infelicidad, resulta peor que estar sola.

–¿Esta película removerá, sin duda, algunos cimientos en el público que venga a verla?

–Esperamos primero que la pasen bien, que se diviertan en estos minutos que tendrá la historia, que salgan con ganas de ser felices y eso es lo más importante. La vida es corta y hay que pasarla bien sin excusas... de eso pueden estar seguros.