Tipo de cambio:

Compra: 3.380

Venta: 3.384


Año de la Universalización de la Salud
LUNES 17

de febrero de 2020

Lactancia en verano

Qué hay de cierto sobre los mitos respecto al amamantamiento.

2/2/2020


Existen  mitos y falsas creencias entre las madres en relación con dar pecho a sus bebés, en especial, durante el verano. Unos son ciertos, otros no. Conozca la verdad de los más difundidos. 

El bebé no necesita tomar agua antes de los seis meses. verdad. La leche materna proporciona al recién nacido todo el líquido que necesita. 

Estudios señalan que si la madre le da pecho a su niño cada vez que le pida o crea que lo necesite, él se mantendrá bien hidratado; incluso en lugares que tienen un clima muy caluroso, como Iquitos.

 Cuando las madres que dan de lactar observan su leche verán que en la misma mamada y durante el día, esta cambia de aspecto. A veces es más espesa y a veces más acuosa, para proporcionar al recién nacido exactamente lo que necesita de líquido.

El bebé debe tomar leche a libre demanda, especialmente en verano. Verdad. La madre y el padre, sobre todo de los recién nacidos, deben aprender a reconocer las señales de hambre del bebé. 

Los signos de hambre son movimientos en la cuna, meterse la mano a la boca, hacer pequeños ruidos, movimientos de los ojos, entre otros. Eso es responder a la demanda del bebé, no ponerles horarios para amamantar.

Tomar bebidas heladas le hace daño al bebé. Falso. La leche siempre saldrá tibia y a temperatura perfecta para el niño.

Si doy de lactar, no puedo beber bebidas alcohólicas. Falso. El alcohol pasa directamente a la leche materna, pero no está prohibido tomarlo. Lo importante es ingerirlo en muy poca cantidad y de preferencia inmediatamente después de dar pecho. Una pequeña copa de champán está permitido como parte de un brindis, por ejemplo.

La leche materna se corta si se toman medicinas. Falso. Siempre sale en perfecta condición y lista para ser proporcionada al bebé. Nunca se corta ni se agria y siempre sale tibia.