Tipo de cambio:

Compra: 3.302

Venta: 3.306


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
LUNES 24

de junio de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

TENDENCIAS

Las certificaciones ISO en el Perú

Las certificaciones de calidad para empresas en el Perú con reconocimiento oficial otorgado por franquicias internacionales se incrementaron durante el 2018. Sin embargo, el número de compañías privadas que validan de esta manera sus sistemas de gestión no llega al 1.5%. Es un rubro cuyos principios deben ser más difundidos, pues servirá para mejorar la imagen del país, que se mostrará como una nación que ofrece servicios y productos competitivos y de calidad.

6/1/2019


Javier Alejandro Ramos

Periodista

La industria y el comercio evolucionan, y en un mundo globalizado como el de este siglo, las transacciones mercantiles con énfasis en la defensa de los consumidores y el bienestar humano son fundamentales. En ese sentido, es esencial destacar la calidad de los procesos empresariales para dar valor agregado y una competitividad más eficaz a los servicios y productos.

Las certificaciones de calidad ISO 9000, ISO 9001 e ISO 14001 son las más requeridas en el Perú. De acuerdo con la Sunat, hay un millón y medio de empresas formales activas en nuestro país; de ellas, ni 2,000 están acreditadas con el certificado de calidad, no obstante que el universo de franquicias autorizadas para otorgarlos también va en aumento.

En los últimos años existen en nuestro país franquicias dedicadas a otorgar estas certificaciones, que provienen de Estados Unidos, Europa e incluso de naciones que han logrado ser en poco tiempo un referente del tema, como es la India.

Precisamente en este país está la casa matriz de una nueva certificadora ISO en el Perú, Intercert, que en poco más de un año otorgó el visto bueno de calidad a una serie de empresas privadas e incluso públicas en el país. Una de ellas es la alemana Eco Metals Recovery, que ha inventado el separador, un innovador sistema para recuperar metales preciosos en las minas.

Los valores diferenciales que aplican las certificadoras para garantizar la calidad de los procesos empresariales, mercantiles, de producción, de laboratorios y otros son bastante similares, y en ocasiones fruto también de la creatividad. Tras una serie de exámenes, verificaciones y mediciones, las empresas acceden a una conformidad satisfactoria de calidad que hoy es un valor agregado importante en el mercado global de transacciones.

Aún no se ha universalizado la obtención de estas certificaciones y no es obligatoria en muchas ramas de la actividad privada. Sin embargo, en el sector público es una tendencia creciente y se estima que en los años venideros se incrementará considerablemente el número de empresas con normas ISO. Indecopi cuenta con un registro oficial de Prestadores de Servicio de Certificación Digital, en el que figura poco más de un centenar de empresas dedicadas a esta tarea.