Tipo de cambio:

Compra: 3.543

Venta: 3.546


Año de la Universalización de la Salud
MARTES 22

de setiembre de 2020

Legislar contra el covid-19

“Por incluir un tema de gran relevancia y prioridad para el país como es la preservación de la salud de la población, es pertinente que el Ejecutivo solicite facultades legislativas al Parlamento”.

26/3/2020


El tiempo es uno de los factores relevantes en el combate contra el coronavirus. Los países que con prontitud tomaron medidas para contener la expansión de la pandemia han tenido un relativo éxito, mientras que aquellos que no lo hicieron acusan un incremento peligroso del número de contagiados y de fallecidos.

Especialistas han manifestado que la emergencia y la orden de inamovilidad social obligatoria dispuestas por el gobierno del presidente Martín Vizcarra han sido claves para combatir la pandemia y ralentizar su expansión en el territorio nacional.

El número de contagiados y fallecidos en el Perú es hasta el momento bajo en comparación con algunos países de Asia, Europa y América. No obstante, ello no debe ser motivo para bajar la guardia. Por el contrario, el Jefe del Estado ha subrayado la necesidad de mantener el esfuerzo al máximo y ha invocado a la ciudadanía ser disciplinada y perseverante. Asimismo, ha indicado que el Ejecutivo considera necesario aprobar en el más breve plazo posible nuevas normas para optimizar las medidas de lucha contra la pandemia.

En un contexto normal, el Ejecutivo tendría que presentar un proyecto de ley al Parlamento para que este poder del Estado lo dictamine y apruebe, un proceso que suele demorar meses en el mejor de los casos.

Por ello, el Mandatario informó que solicitarán al Congreso facultades especiales para legislar y de ese modo aprobar en el menor tiempo posible las leyes necesarias con el propósito de mantener a raya la amenaza que se cierne sobre la población.

La delegación de facultades legislativas es un mecanismo constitucional al que usualmente recurre el Poder Ejecutivo cuando considera necesario adoptar medidas urgentes en determinados temas. En el actual período se ha solicitado esa prerrogativa en materia de lucha contra la corrupción, modernización del Estado, reconstrucción, entre otros aspectos.

Por incluir un tema de gran relevancia y prioridad para el país como es la preservación de la salud de la población, es pertinente que el Ejecutivo solicite facultades legislativas al Parlamento, pues las medidas que deberán plasmarse en los próximos días requerirán entrar en vigencia lo antes posible.

Ello no implica, además, que el Congreso abdique de sus funciones legislativas. Este poder del Estado puede también aprobar las leyes que considere convenientes para apuntalar los esfuerzos contra el coronavirus, de acuerdo con sus procedimientos normales. Además, tal como lo establece la Constitución, tiene la potestad de evaluar los decretos aprobados por el Ejecutivo como parte de las facultades delegadas.

En ese contexto, es positivo que los representantes de las principales bancadas hayan manifestado su disposición para apoyar la delegación de facultades. Fuerza Popular, el Partido Morado, Alianza por el Progreso y Unión por el Perú han expresado su respaldo a esta iniciativa y se espera que el resto de grupos del Parlamento muestren la misma voluntad.

Frenar la amenaza del coronavirus requiere la participación de todos los sectores del país en un mismo sentido y esta es una buena oportunidad para demostrar la coordinación entre el Ejecutivo y el Congreso contra este enemigo común.