Tipo de cambio:

Compra: 3.291

Venta: 3.294


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 21

de marzo de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

CONOCIMIENTO Y HABILIDAD

Liquidez global en marea baja

29/10/2018


Didier Saint-Georges

Miembro del comité de inversiones de Carmignac Risk Managers Liquidez global en marea baja

En el 2017 fuimos testigos de la última marea alta del aumento de liquidez mundial que impulsaron los bancos centrales. Esa aventura financiera que se emprendió en el 2009, tuvo en este año el primer murmullo de reflujo, por medio del ajuste monetario de la FED, que complicó a las economías más débiles, sobre todo a las emergentes. La FED ya reduce el importe de liquidez en dólares que inyectaba en el sistema financiero. El discurso de los bancos centrales ya no deja lugar a dudas: el sistema mundial de liquidez seguirá debilitándose para terminar revirtiéndose por completo a partir del 2019. 


Los 40,000 millones de dólares al mes que retiraba la FED desde el 2017 aumenta hasta los 50,000 millones a partir de octubre. Se suma el ajuste monetario que suponen las subidas de los tipos de referencia. ¿Qué impacto genera? Esta retirada de liquidez no afecta en absoluto a la economía estadounidense. Esta política presupuestaria de la administración Trump constituye un importante catalizador del crecimiento, que sumada al ajuste monetario, cumple un rol de “aspirador” de dólares en el mundo. Eso asfixia a los países que dependen de esta moneda, pero mantiene unas condiciones monetarias muy favorables en Estados Unidos.

El primer choque externo cuyo efecto en los mercados se magnificó por este cambio de paradigma es la intensificación de la postura proteccionista, que se dirige principalmente a China. No obstante, a medio plazo, parece que la aplicación de un nacionalismo económico asumido constituirá una inflexión real.

El gobierno de Trump afirma que este modelo es un juego de suma cero entre ganadores y perdedores. Así, el objetivo es renegociar los acuerdos comerciales con el fin de volver a introducir de forma más explícita el concepto de las relaciones de poder para alzarse con la victoria.