Tipo de cambio:

Compra: 3.357

Venta: 3.361


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
DOMINGO 22

de setiembre de 2019

Los 28 años del Foncodes

El prestigio del Foncodes traspasó nuestras fronteras. Países centroamericanos y andinos desean aprender de la larga experiencia de trabajo de esta institución con las autoridades locales.

19/8/2019


Es un hecho verificable que las sanas políticas fiscales aplicadas en el país, la baja tasa de inflación, las altas reservas internacionales netas (RIN) y el significativo ingreso de inversión extranjera han permitido crecer sostenidamente a nuestra economía en los últimos años y, en simultáneo, reducir la pobreza. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), la pobreza monetaria se redujo de 42.4%, en el 2007, a 20.5%, en el 2018. 

Sin embargo, también es un hecho concreto que una parte de nuestra población aún permanece en los márgenes de la pobreza. Por ello, es necesaria la ejecución de políticas públicas enfocadas en la atención de esos sectores sociales vulnerables.

El Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes), del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), celebra este mes 28 años de imparable lucha para elevar la calidad de vida de los peruanos en situación de estrechez económica. En ese período, el programa ha realizado 59,177 proyectos de infraestructura social y productiva, en que se invirtieron 7,000 millones de soles, que beneficiaron a más de un millón de peruanos.

“Los proyectos del Foncodes tienen como objetivos estratégicos la inclusión económica, el desarrollo social y la reducción de la pobreza en el marco de la política rectora del Midis, los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, agua y saneamiento, empleo digno y crecimiento económico”, manifiesta su director ejecutivo, Wilber Venegas Torres. En los últimos años, el enfoque del Foncodes cambió de la ejecución de proyectos de infraestructura al apoyo directo a las familias vulnerables.

El programa descarta cualquier sesgo político en la entrega de la ayuda. Asimismo, rechaza cualquier modo de asistencialismo y apuesta por una política concentrada en el fortalecimiento de las capacidades y el emprendimiento de los beneficiarios, respetando nuestra diversidad geográfica.

Por ejemplo, Haku Wiñay (en la sierra) y Noa Jayatai (en la selva), dos de los proyectos ejecutados por el Foncodes, tienen como objetivo la inclusión de los hogares con economías de subsistencia en las zonas rurales. Los fondos se utilizan en la crianza de cuyes, biohuertos, cultivo de hortalizas, cultivo mejorado de productos andinos; mientras que en la selva promueve abonos orgánicos y plantaciones forestales. Todas estas actividades están destinadas a fortalecer las capacidades en la unidad familiar.

Los recientes Juegos Panamericanos Lima 2019 es otro ejemplo del destacable trabajo del Foncodes y de Produce para contratar 300 micro y pequeñas empresas de las zonas productoras de los distritos populares. Con una inversión de más de 24 millones de soles se generaron 2,151 empleos temporales para satisfacer la demanda de muebles de madera, metal y melamina, así como ropa deportiva para el megaevento deportivo.

El prestigio del Foncodes traspasó nuestras fronteras. Países centroamericanos y andinos desean aprender de la larga experiencia de trabajo de esta institución con las autoridades locales y la sociedad civil.

El crecimiento económico debe ir de la mano con la eficiente labor de los programas sociales para hacer del Perú un país más inclusivo, solidario y más unido a las puertas de su bicentenario.