Tipo de cambio:

Compra: 3.380

Venta: 3.384


Año de la Universalización de la Salud
LUNES 17

de febrero de 2020

EL AÑO PASADO 2,700 PERSONAS PERDIERON LA VIDA, APROXIMADAMENTE 8 POR DÍA

Los accidentes viales dejan más de 50,000 afectados anualmente

MTC proyecta reducir en 30% el número de fallecidos y lesionados por accidentes de tránsito para 2021.

A diario, las calles y avenidas del Perú son escenario de una cruenta y silenciosa guerra ocasionada, increíblemente, por la inseguridad vial, la que deja más de 50,0000 afectados anuales, entre muertos, heridos y lesionados, cifra mayor a la generada por la inseguridad ciudadana. Solo el año pasado murieron 2,700 personas, aproximadamente 8 por día.

27/9/2017


Karina Garay Rojas

kgaray@editoraperu.com.pe

Cifras que se buscará reducir significativamente, con vistas al bicentenario, gracias a un férreo control de las infracciones, inversión en la señalización y mejora de vías, pero sobre todo, una permanente y obligatoria educación vial de toda población, responsable en diversos grados de esta lamentable realidad.

Así lo anunció el presidente del Consejo Nacional de Seguridad Vial, Omar Revolledo, para quien es inadmisible la existencia de dichas cifras, que impactan terriblemente en las familias y la economía del país y que buscarán reducirse de un 30%, al 2021, a un 50%, al 2025, tal como lo establece el recientemente aprobado Plan Estratégico Nacional de Seguridad Vial.

Mil millones en pérdidas

Para el experto, se trata de la apuesta más seria y clara del Ejecutivo en un tema sumamente complejo.

Los costos de los daños producidos por accidentes de tránsito en el Perú ascienden aproximadamente a 1,000 millones de dólares por año; es decir, 1.5% a 2% del PBI, de acuerdo con una proyección de la Organización de las Naciones Unidas, porcentaje que no es percibido por la población que va al volante en estado de ebriedad, que maneja a excesiva velocidad, que no respeta la luz roja, que realiza transporte público y que por ganarle algunos pasajeros al compañero de ruta, termina matando a una madre de familia o a un grupo de jóvenes que no serán jamás el futuro de nada. “No hemos tomado conciencia de las consecuencias de un accidente de tránsito, nos hemos vuelto indulgentes con este tipo de conductores. No somos conscientes de que estos accidentes producen desgracias y graves perjuicios para el país. Si revisamos las principales causas de accidentes de tránsito, el 80% son por factor humano: exceso de velocidad, conducción en estado de ebriedad, imprudencia del conductor”, advirtió Revolledo.

Principio de autoridad

Sobre el plan, sostuvo que se ha calculado en 200 millones de soles el presupuesto necesario para implementarlo a escala nacional, monto que se generará con las diferentes partidas que destinen los sectores integrantes el directorio del Consejo (ministerios, gobiernos regionales, la municipalidad de Lima, Indecopi, entre otros) a los que se buscará sumar al Ministerio Público.

“Su ausencia es una falencia. Queremos cambiar varias cosas y una de ellas es el principio de oportunidad, que ofrece el Ministerio Público a las denuncias por estado de ebriedad, con lo cual los infractores pagan una indemnización irrisoria por el delito, vuelven a conducir y se eliminan sus antecedentes. Eso debe cambiar, porque la gente siente que hay impunidad con este tema. Este es uno de los actores que necesitamos sumar”, sostuvo el presidente del consejo.

Anunció que con el Minsa se buscará lograr una central unificada de emergencias a fin de no duplicar esfuerzos en la atención de heridos cuando ocurran los accidentes.

Detalló que son numerosas las áreas donde se pondrá interés y acción para lograr las grandes metas del plan, que se resumen en reducir en 30% el número de fallecidos y heridos en accidentes de tránsito por cada 100, 000 habitantes, así como en 30% el número de siniestros de tránsito y fallecidos por causas atribuidas a las malas condiciones de la infraestructura, a fallas mecánicas de los vehículos, al consumo de alcohol previo a la conducción, a la imprudencia de los usuarios en las vías.

De igual modo se buscará reducir en 30% el número de infracciones al tránsito, así como mejorar en un 30% el número de atenciones de emergencias generadas por los siniestros. Metas que tienen por derrotero el año 2021.

“Pueden parecer cifras pequeñas, pero para que España reduzca en casi 60% el número de muertos (por temas de tránsito) le tomó 10 años y con políticas drásticas. Para algunos nuestras cifras son demasiado ambiciosas, pero son necesarias. Somos conscientes de que es un tema cultural, pero se tiene que reeducar a los conductores, al igual que a los peatones y pasajeros. Los peruanos no tienen costumbre de respetar las normas y su reeducación no será nada fácil”, detalló el abogado.

En la línea de la reeducación de la población, Omar Revolledo comentó que, a la par de los mensajes que se emitan por los medios de comunicación, se reforzarán las campañas de educación vial que se tenían con el Ministerio de Educación, con los cuales se trabajaron guías específicas y se logró la capacitación de más de 12,000 docentes en todo el país.

“La idea es trabajar con capacitaciones en línea, juegos interactivos y una serie de otras herramientas. La parte operativa debe darse a partir de enero. A medida que tengamos mayor educación tendremos menos infracciones y menos accidentes. La idea es sancionar como debe ser, pero con la educación de manera paralela”, anotó.

Planes operativos

Si bien habrá campañas nacionales, se desarrollarán trabajos focalizados en zonas de fiestas costumbristas, donde está muy arraigada la creencia de que se maneja mucho mejor en estado de ebriedad.

El presidente del Consejo Nacional de Seguridad Vial indicó que ya se están desarrollando planes operativos para los sectores integrantes de este organismo, a fin de definir las actividades específicas que permitan alcanzar las metas propuestas al Bicentenario.

Destacó que las campañas de sensibilización serán parte de una estrategia de comunicación para los próximos 5 años, la cual se debe iniciar a mediados del próximo mes.

“Voluntad de cambio”

Para Alfredo Flórez, gerente general de Fundación Transitemos, si bien el Plan Estratégico Nacional de Seguridad Vial no incluye las acciones concretas para reducir la siniestralidad en las pistas, “ya muestra un cambio de voluntad por parte del Ministerio de Transporte, que por largo años ha venido posponiendo esta reforma”.

“El sector transportes representa para el país el 9% del PBI, solo después de la minería; sin embargo, está descuidado, porque hay mucha preocupación por hacer carreteras, puentes, pero no hay preocupación por lo que hay encima de la carretera. No se dan cuenta que eso ocasiona muchas muertes. Yo pediría que el 2018 se declare el año de la seguridad vial para atacar frontalmente el problema”, dijo. El experto pidió que en el grupo de acciones por implementar próximamente se exijan las homologaciones vehiculares a fin de obligar que todos los autos tengan bolsas de aire y los elementos de seguridad activa y pasiva.

“Nos falta educación en seguridad vial. Considero que debe ser obligatoria para todas las edades, incluidos los jóvenes so pena de no graduarse”, sugirió. Flórez dijo que urge inventarios viales a escala nacional.

Cifras

48%

de los heridos en accidentes de tránsito tienen lesiones graves.

15.5

años es la edad promedio del parque vehicular privado que tenemos en el país.