Tipo de cambio:

Compra: 3.289

Venta: 3.291


Año del diálogo y la reconciliación nacional
MIÉRCOLES 15

de agosto de 2018

APROXIMACIONES

Los libertadores y el trabajo de la Independencia

1/5/2018


Ítalo Sifuentes

Periodista

Los libertadores José de San Martín y Simón Bolívar recibieron una asignación salarial por su lucha emancipadora en el Perú. San Martín recibió el pago de 12,000 pesos; y Bolívar, la suma de 50,000 pesos anuales.


El 6 de mayo de 1820, el gobernante chileno, Bernardo O’Higgins, desde Santiago de Chile, hizo oficial el reconocimiento salarial a San Martín por los servicios en favor del Perú. “…Y habiéndose cifrado en su benemérita persona las esperanzas y votos del gobierno y de la república para la superior dirección del Ejército Libertador del Perú, bien convencidos de que en este eminente encargo desplegará, con toda la energía y el celo patriótico que le caracterizan, las mismas relevantes cualidades que hicieron su nombre temible a los enemigos en los combates sangrientos que ha empeñado y decidido: Vengo en conferirle el de general en jefe de dicho Ejército Libertador del Perú con el sueldo de doce mil pesos anuales, concediéndole las gracias, exenciones y prerrogativas que por este título le corresponden...”.

Al mismo tiempo, O’Higgins le confería a San Martín el título de general en jefe del Ejército Libertador del Perú. “… Por tanto, ordeno le hayan y reconozcan por tal general en jefe de dicho ejército, para lo que le hice expedir el presente despacho firmado de mi mano…”.

Asimismo, “el 10 de setiembre de 1823 el Congreso Constituyente fija en 50,000 pesos al año el haber del Libertador Don Simón Bolívar”, según se lee en el libro Reseña del Senado del Perú 1821-1921, publicado en Lima con ocasión del Primer Centenario de la Independencia del Perú, cuyo autor fue el entonces oficial mayor de la Cámara de Senadores, Víctor E. Ayarza, quien señala: “He juzgado de mi deber ordenar y publicar estas apuntaciones, como modesta contribución a la Historia del Parlamento Nacional, que algún día habrá de escribir quien pueda abordar con talento y serenidad de criterio el estudio y la crítica de los actos del Poder Legislativo”.

Ayarza recoge en su investigación: “El 10 de setiembre el Congreso lo invistió [a Don Simón Bolívar] con la suma del Poder dictatorial, señalándole el sueldo de 50,000 pesos al año, debiendo el presidente de la República sujetarse a él y proceder de acuerdo en el ejercicio de su cargo, a fin de evitar toda oposición”. Presidía el Primer Congreso Constituyente el magistrado Justo Figuerola de Estrada.