Tipo de cambio:

Compra: 3.291

Venta: 3.293


Año del diálogo y la reconciliación nacional
LUNES 24

de setiembre de 2018

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

DESCUBRIMIENTO ARQUEOLÓGICO

Los niños de Huanchaco

Descubren restos óseos de 33 niños sacrificados en Pampa La Cruz, Trujillo. Evidencia que Huanchaco fue zona sagrada para el reino Chimú.

9/6/2018


Eran niños. Y tenían entre 5 y 13 años. Y fueron sacrificados en un ritual masivo hace más de 500 años. Así lo confirma el reciente hallazgo de 33 restos óseos, presentados esta semana, al pie de la huaca La Cruz, en el distrito de Huanchaco, Trujillo.

El nuevo hallazgo arqueológico en la región La Liberta también corrobora que la zona fue un lugar sagrado para la cultura Chimú (1,200 d. C. al 1,400 d. C.). Y con los 33 cuerpos bordean el centenar los vestigios humanos encontrados por los arqueólogos en Pampa La Cruz, desde el 2016.

El director del Programa Arqueológico Huanchaco, el arqueólogo Gabriel Prieto, encabeza estas investigaciones en Pampa La Cruz.

“Es un hecho sumamente importante porque evidencia que los chimúes usaron esta zona [Huanchaco] como un lugar sagrado e ideal para llevar a cabo estos sacrificios. Quizá sea porque está al norte de Chan Chan”, dijo en la presentación de los vestigios de este gran ritual de sacrificios humanos.

Más de un sacrificio

El investigador afirma también que no habría sido solo un sacrificio el que se realizó en la zona, sino dos en simultáneo, debido a que se hallaron más cadáveres en otra zonas adyacentes o cercanas a esta última.

Junto con los 33 restos óseos de los menores se encontraron cadáveres de ejemplares de camélidos no mayores de un año.

Sacrificados

“Se persiste en la teoría del sacrificio porque los esqueletos presentan signos de cortes en el cuello y las costillas; sin embargo, lo que aún no podemos determinar es qué obligó a los chimús a realizar este ritual con niños”, explicó el vocero del Programa Arqueológico Huanchaco.

Los investigadores han hallado sedimentos que indican lluvia, pero aún no podemos asegurar nada porque estamos en la primera etapa de la investigación.

Resultados en un año

Los cuerpos encontrados serán llevados al laboratorio para estudiarlos por el lapso de un año, con el fin de sacar conclusiones importantes que permitan entender el porqué del sitio.

“Todo lo que vemos aquí refuerza la idea de que Huanchaco goza del privilegio de tener una zona muy rica en arqueología, y aunque encontrar restos de niños sacrificados no constituye un evento digno de admiración, es trascendental para la investigación arqueológica porque se confirma que estamos ante el sacrificio de niños más grande registrado en la humanidad; incluso pensamos que vamos a encontrar más de 200 niños en la zona”, subrayó Gabriel Prieto.

Por su parte, John Verano, arqueólogo de la Universidad de Tulane e investigador asociado al Programa Arqueológico Huanchaco, subrayó que el acto de sacrificar niños fue sumamente importante para los chimúes, ya que en toda sociedad los niños son “lo más sagrado”.

“Creemos que a los niños sacrificados los enterraban con llamas porque creían que estos camélidos los llevarían al cielo”, indicó Verano, quien considera que el ritual podría asociarse a una tragedia relacionada con fenómenos climáticos, como las lluvias, o terremotos, o también la invasión inca, que se concretó luego de la ejecución de los niños.

Los sacrificios se realizaron en el siglo XV, alrededor de 1450. “Nosotros creemos que en toda la costa de Huanchaco encontraremos este tipo de sacrificios”, agregó Verano.

Museo para Huanchaco

Las excavaciones no habrían sido posibles sin el aporte económico de la sociedad estadounidense National Geographic, que les asignó 80,000 soles; también cuenta con el auspicio de la Universidad Nacional de Trujillo, el programa Innóvate Perú y el apoyo logístico de la Municipalidad Provincial de Huanchaco.

El alcalde de Huanchaco, José Ruiz, indicó que los hallazgos que se han registrado en los últimos años refuerzan la propuesta turística de este tradicional balneario porque permitirá que los turistas conozcan que en el siglo XV hubo un importante ritual de sacrificios humanos.

“Por eso urge proteger la zona y crear el museo de Huanchaco o un centro de interpretación arqueológica, al que ya le hemos asignado un terreno de 2,000 metros cuadrados; ahora estamos en la etapa de elaboración de planos arquitectónicos, pero se necesita, más o menos, un presupuesto de 6 millones de soles”, dijo.

140 niños y 200 llamas sacrificados hace 550 años fueron hallados en abril, cerca de Chan Chan.