Tipo de cambio:

Compra: 3.382

Venta: 3.386


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
DOMINGO 18

de agosto de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

PLANO SECUENCIA

Los primeros golpes

Jonah Hill, el actor de El lobo de Wall Street, debuta alentadoramente detrás de cámaras en Mid90s, drama urbano de adolescentes que empiezan a tratar de vivir al filo de la marginalidad, fuera del seno familiar y corriendo riesgos en los suburbios de Los Ángeles. El protagonista es Stevie (Sunny Suljic), muchacho tímido que es violentado por su hermano mayor, con ansias de reconocimiento social que va descubriendo ese mundo extraño, pero sobre todo a sí mismo, en el manejo del skateboard y del diálogo vulgar de apodos cifrados. Son coordenadas que remiten relativamente a filmes como Los 400 golpes, Cuenta conmigo, 25 Watts.

3/8/2019


Gabriel Quispe

Periodista

Periodista

Hill narra desde la mirada inquieta de Stevie y a la vez desarrolla en interiores sinuosos y amplios exteriores una puesta en escena coral, con acentos en el grupo y en cada personaje que busca imponer su sello. Predomina el plano conjunto en el que los chicos lanzan veloces dardos verbales y lo alterna con el detalle en los cuerpos y el desenvolvimiento físico. Stevie asume el sacrificio como un boleto para la aceptación en el salto en medio del vacío y desplaza con su caída al chico con el que competía en arrojo y que prefirió protegerse. “No conozco a otro que haya soportado golpes tan graves”, le dice el líder de la tropa. La sexualidad, por supuesto, es parte de su consagración.

Con habilidad, Hill logra la fría exposición de un precoz universo masculino, en fase de larva de sentidos comunes machistas que habitan en la época del VHS y la antigua cámara casera. El papel que funciona menos es el de la madre, que primero luce demasiado angustiada y luego muy fácilmente se resigna al entorno del hijo que creció.