Tipo de cambio:

Compra: 3.595

Venta: 3.599


Año de la Universalización de la Salud
JUEVES 1

de octubre de 2020

Lucha conjunta

“Si bien estamos ante una abierta competencia de los laboratorios, también debemos reconocer que se trata de una labor conjunta para salvaguardar la seguridad sanitaria de la población mundial”.

6/9/2020


Los laboratorios del mundo se encuentran en una abierta competencia por obtener una inmunización que acabe con la pandemia del covid-19. Es un proceso que se ha acelerado en semanas recientes con el registro de una vacuna en Rusia, y la puesta en marcha de ensayos clínicos de diversos laboratorios a fin de encontrar un fármaco seguro, sin efectos secundarios perjudiciales para la población.

En medio de ese panorama, el Gobierno se ha inclinado por la segunda opción como alternativa de combate contra el coronavirus. Un elemento de garantía y confianza es que los ensayos clínicos en nuestro país estarán a cargo de dos laboratorios de trayectoria: Sinopharm, de China, y Johnson & Johnson, de Estados Unidos. Por lo pronto, la Cancillería de la República y el Ministerio de Salud recibieron a la delegación de expertos del laboratorio chino Sinopharm que llegó al país con las vacunas inactivadas. Estos insumos se encuentran en la fase 3 de prueba para ser inoculados en 6,000 ciudadanos que se inscribieron voluntariamente a fin de participar en el proceso.

Si bien estamos ante una abierta competencia de los laboratorios, también debemos reconocer que se trata de una labor conjunta para salvaguardar la seguridad sanitaria de la población mundial. Por ello, la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca iniciarán en breve el reclutamiento de voluntarios en el Perú para los ensayos clínicos de la fase 3 de su candidata a vacuna contra la cepa viral.

A estos tres laboratorios se suma la labor de monitoreo, seguimiento y evaluación de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y la Universidad Peruana Cayetano Heredia, ambas instituciones líderes en las investigaciones médicas que se llevan a cabo en nuestro país. Sus expertos, precisamente, han reconocido que los resquemores de la ciudadanía ante las pruebas son legítimos, pero también han subrayado que el Perú tiene experiencia en este campo, y ambas universidades cuentan con la capacidad de responder a las pruebas.

Por ejemplo, en años anteriores hicieron ensayos tanto para medicamentos como para dos vacunas: la influenza y el rotavirus, con resultados satisfactorios. Además, en el Perú existe el Reglamento de Ensayos Clínicos (D. S. N° 021-2017-SA), que configura un marco legal específico para atender a las personas que se someten a las pruebas e intervenir en un eventual caso de reacción negativa a la vacuna de prueba.

Tal como lo ha dicho el canciller Mario López, la parte peruana no descartará ninguna opción que se presente en esta dinámica de ensayos clínicos a escala mundial. La búsqueda de una cura al covid-19 se ha convertido en una prioridad para la comunidad de naciones porque el virus ha causado miles de muertes y el desplome de aparatos productivos boyantes, lo que ha generado una crisis sin precedentes en los ámbitos económico, sanitario, educativo, entre otros. Solo nos queda confiar en la ciencia para hallar una solución a esta etapa crítica.