Tipo de cambio:

Compra: 3.374

Venta: 3.380


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
VIERNES 6

de diciembre de 2019

Lucha contra el olvido

La detección temprana y el diagnóstico tienen un papel medular contra el alzhéimer.

1/10/2019


Los olvidos o retrasos leves de memoria son comunes en la mayoría de personas adultas y forman parte del proceso normal del envejecimiento. Sin embargo, una persona con síntomas cada vez más frecuentes y graves podría estar sufriendo de  la enfermedad de Alzheimer u otros posibles tipos de demencia.

En la mayoría de los casos, el alzhéimer comienza con la incapacidad para recordar hechos recientes y de aprender o retener nueva información. La doctora Astrid Wicht, neuróloga de la clínica Anglo Americana, señala que aunque no se ha demostrado una asociación consistente entre los diferentes factores de riesgo, estilo de vida y la disminución de la incidencia de la enfermedad; se recomiendan cambios en los hábitos de la vida diaria desde edades tempranas.

Recomendaciones

• Realizar una continua y variada actividad intelectual y física desde edades tempranas hasta las más avanzadas.

• Jugar sudoku, cartas, juegos de memoria, rompecabezas, son indispensables para mantener el cerebro en buen estado físico.

• Hacer ejercicio mínimo 45 minutos al día, como caminar o trotar, ya que además ayuda a retrasar problemas motores.

• Reforzar el entorno social con amigos y familiares es clave. No solo para ejercitar la memoria, sino para evitar el aislamiento.

• Consumir una dieta baja en grasas saturadas, con vegetales y frutas con contenido antioxidante, sin exceso de calorías y con contenido de ácidos grasos omega 3 al menos una vez a la semana.

• Abandonar el tabaco y consumir como máximo un vaso diario de vino a partir de edades medias.

• Controlar y tratar la HTA y la hipercolesterolemia.

Si la persona está mostrando cambios de personalidad, deterioro en la capacidad de movimiento o al caminar, bajo nivel de energía, pérdida de memoria y problemas de atención, debe consultar a un médico. Para un diagnóstico muy precoz en personas con deterioro cognitivo leve o con antecedentes familiares además de una valoración neuropsicológica y pruebas de imagen; el especialista puede realizar un examen de punción lumbar.