Tipo de cambio:

Compra: 3.380

Venta: 3.386


Año del diálogo y la reconciliación nacional
VIERNES 16

de noviembre de 2018

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

Lucha frontal contra la anemia

El Gobierno se ha trazado una meta: reducir la anemia que afecta a los niños de 43% a 19% en el 2021. Tiene razón el presidente del Consejo de Ministros, César Villanueva, cuando dice que no es posible que después de una década de bonanza económica, la anemia siga afectando la salud de los infantes y cortando sus oportunidades de desarrollo.

12/5/2018


Efectivamente, la anemia causa efectos negativos en el desarrollo cognitivo y motor, así como en el comportamiento y crecimiento en los menores. Y en los adultos, baja su productividad y rendimiento económico. Se trata de una enfermedad que se presenta cuando la hemoglobina en la sangre ha disminuido por debajo de su límite debido a la deficiencia de hierro en el organismo o infecciones y males inflamatorios, entre otras causas. Las poblaciones más vulnerables a la deficiencia de hierro son las gestantes y los niños menores de 2 años.

El Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) ha informado que hay 600,000 niños con anemia identificados y se espera atenderlos con prioridad y prontitud.

Por ello, dentro de poco el Ejecutivo presentará el Plan Nacional de Lucha contra la Anemia, que es el resultado del trabajo articulado de los portafolios involucrados en la Comisión Interministerial de Asuntos Sociales (CIAS).

Precisamente, la CIAS, encabezada por el presidente Martín Vizcarra, se instaló para iniciar una cruzada por la primera infancia en el país y cuenta con la participación de todos los sectores del Estado. Ella se encarga de dirigir, articular, coordinar y establecer los lineamientos de la política de gasto social, así como supervisar su cumplimiento.

El Midis supervisará la entrega y el consumo de los suplementos de hierro en los niños y adolescentes. Esta acción se trabajará con los portafolios de Salud y de Educación. Con los ministerios de Salud y de la Mujer se hará un seguimiento nominal de los niños incluidos en los programas sociales y se promoverá la lactancia materna.

Sin embargo, pese al trabajo arduo y articulado de los sectores del Estado, esto no será suficiente si no se cuenta con el apoyo de los gobiernos regionales y locales, así como con el de la población. En ese sentido, es importante que 21 gobiernos regionales y 585 gobiernos locales hayan suscrito pactos de lucha contra anemia y desnutrición.

Por todo ello es urgente la movilización de promotores y agentes comunitarios de los programas sociales para la lucha contra la anemia y la desnutrición. Las familias deben tomar conciencia de los problemas que genera la falta de hierro y asumir su responsabilidad de llevar a sus hijos a establecimientos de salud para que reciban la suplementación preventiva.

El jefe del Gabinete anunció que antes del 28 de julio del presente año los padres de familia podrán acercarse al establecimiento de salud de su centro poblado con el fin de recibir el medicamento necesario para prevenir la anemia, sin costo alguno. Esperemos que la población cumpla con su parte.