Tipo de cambio:

Compra: 3.390

Venta: 3.393


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 12

de diciembre de 2019

Más medidas para la seguridad

Otro tema vital en esta lucha es empoderar a la Policía como institución y lograr que se respete a los agentes que están en las calles combatiendo frontalmente a la delincuencia. Alcanzar este objetivo permitirá tener ciudades seguras y pobladores tranquilos.

20/6/2019


La seguridad es una de las demandas primordiales de la población. De acuerdo con un reporte de seguridad ciudadana del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el 26% de la población de 15 a más años fue víctima de algún hecho delictivo en el semestre noviembre 2018-abril 2019.

De allí la importancia de las recientes medidas anunciadas por el Gobierno para reforzar la seguridad. Entre estas acciones, el presidente de la República, Martín Vizcarra, ha mencionado que este mes 6,000 policías vigilarán las calles y que se adquirirán 900 patrulleros y 250 motocicletas con ese propósito.

En esta lucha contra la inseguridad ha destacado también el papel de las cámaras de vigilancia como herramientas claves contra este flagelo y el trabajo que se articula con los municipios para que todas las centrales de videovigilancia estén en línea y sus imágenes sean usadas por la central de la Policía Nacional.

De hecho, uno de los aspectos fundamentales para reducir los indicadores de inseguridad es que haya una labor coordinada entre los diversos actores: municipios, policías, bomberos, defensa civil y vecinos, con el respaldo del Gobierno.

Entre otras acciones, el Jefe del Estado anunció que se coordina con los ministerios de Transportes y Comunicaciones, y del Interior para que haya una central única de emergencia, a fin de que el ciudadano, mediante un solo número telefónico, se comunique con los bomberos o la Policía Nacional del Perú.

Otro tema vital en esta lucha es empoderar a la Policía como institución y lograr que se respete a los agentes que están en las calles combatiendo frontalmente a la delincuencia. Alcanzar este objetivo permitirá tener ciudades seguras y pobladores tranquilos.

El Dignatario ha explicado que las Fuerzas Armadas no juegan un papel en la seguridad ciudadana, pero podrían colaborar en el cuidado de activos críticos del Estado, con lo cual se liberaría de este trabajo a la Policía, a fin de que más agentes estén en las calles y contrarresten a la delincuencia común y el crimen organizado.

Desde el inicio de su gestión, el Presidente de la República ha afirmado que la respuesta del Gobierno frente a la delincuencia es clara y contundente: cero tolerancia a los criminales que victimizan a la población.

Por tal motivo, el Poder Ejecutivo expulsó recientemente a extranjeros con prontuario; el Mandatario dio instrucciones claras para impedir el acceso al Perú de foráneos con antecedentes delictivos. Todas estas acciones contribuirán a que el crimen organizado y la delincuencia retrocedan paulatinamente de las calles, y que la inseguridad no sea una de las principales preocupaciones de la población nacional.

No hay que olvidar que ciudades más tranquilas llaman a la inversión en negocios y a empresas que generan trabajo para los peruanos. Es un círculo virtuoso que contribuye a la prosperidad del país.