Tipo de cambio:

Compra: 3.590

Venta: 3.592


Año de la Universalización de la Salud
DOMINGO 27

de setiembre de 2020

Más pruebas, mejores resultados

“Con el fin de derrotar al covid-19, es necesario echar mano de todos los recursos que estén a nuestro alcance, como las pruebas de diagnóstico [...]”.

27/8/2020


El Ministerio de Salud (Minsa) informó que el Perú es el segundo país de América Latina que ha tomado más pruebas de diagnóstico del nuevo coronavirus. Con base en los datos proporcionados por el Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC), hasta el 24 de agosto pasado se habían efectuado 3 millones 32,744 test para detectar al agente patógeno, número solo superado por Brasil, que ha tomado más de 14 millones de exámenes.

La alta cantidad de análisis llevados a cabo ha permitido tamizar a un número de personas equivalente al 9.1% de la población del Perú. Además, del total de pruebas, el 83.5% (2 millones 483,385) fueron rápidas o serológicas, mientras que el 16.5%, moleculares.

No estamos ante un dato irrelevante. El empuje que el Gobierno ha brindado a las pruebas demuestra el esfuerzo que se despliega en procura de una vigilancia epidemiológica más eficiente. Detectar a una persona positiva a tiempo permite expedir el tratamiento médico apropiado y de ese modo se evita que su situación clínica se agrave y requiera hospitalización y cuidados especializados, los cuales son escasos debido a la alta demanda en los centros de salud.

Es importante asimismo porque facilita el seguimiento a las personas que estuvieron en contacto con el enfermo, a fin de tomar las medidas pertinentes que eviten la transmisión de la letal cepa viral entre sus allegados.

Por lo tanto, la realización de pruebas, ya sean serológicas o moleculares, es una estrategia adecuada que no solo se aplica en el Perú, sino también en la mayoría de países de nuestra región y de otros continentes, pues es el único mecanismo para detectar con certeza a los infectados.

Existe un debate respecto a la utilidad de las pruebas rápidas frente a las moleculares para combatir al covid-19. Sin embargo, consideramos que en un país tan fuertemente afectado por la pandemia como el nuestro, obran bien las autoridades gubernamentales y sanitarias al usar toda herramienta que esté a disposición para frenar los contagios.

En este contexto, la información sobre la cifra de contagiados en nuestro territorio (607,382 hasta el martes) resulta indispensable y es el resultado del número de pruebas efectuadas. Es decir, si las autoridades hicieran menos análisis, la cantidad de contagios también sería menor. Ello permite afirmar que el Gobierno no busca ocultar la cifra de personas infectadas, sino que se llevan a cabo, por el contrario, todas las pruebas necesarias con el propósito de afinar el cerco epidemiológico. Según el Minsa, en promedio se tamiza a 20,000 personas por día en el Perú, sin contar las muestras efectuadas a trabajadores de empresas privadas.

Con el fin de derrotar al covid-19, es necesario echar mano de todos los recursos que estén a nuestro alcance, como las pruebas de diagnóstico, así como seguir insistiendo en la urgencia de mantener las medidas de higiene y los protocolos de seguridad. No desmayemos en ese esfuerzo.