Tipo de cambio:

Compra: 3.271

Venta: 3.273


Año del diálogo y la reconciliación nacional
JUEVES 19

de julio de 2018

Más viviendas sostenibles

El déficit habitacional en el Perú ha sido uno de los pasivos heredados desde principios de la República. Superarlo implica un esfuerzo mayúsculo porque se trata de un trabajo coordinado entre el Estado, el gremio empresarial y el sector laboral de la construcción, cuyos resultados han sido positivos en los últimos años. Y aunque las cifras son óptimas, el Gobierno busca una mayor cobertura, y para este año ha anunciado un programa de viviendas sostenibles a menor costo.

11/1/2018


Con este nuevo impulso, el Ejecutivo potencia sus esfuerzos por cumplir la meta de edificar 500,000 viviendas con miras al Bicentenario de la República, tal como lo anunció el presidente Pedro Pablo Kuczynski al asumir su mandato; y al enfocarse en casas sostenibles, apunta a trabajar en la generación de más inversiones en tecnologías limpias, la creación de puestos de trabajo especializados en esa materia y la búsqueda de iniciativas de desarrollo ecológico a favor de la población.

La construcción masiva de viviendas sostenibles va acorde con el compromiso del Estado peruano de impulsar políticas de protección al medioambiente. Precisamente, esta clase de casas o departamentos están equipadas para ahorrar el consumo de agua potable y energía eléctrica, por ejemplo, con el propósito de mitigar el impacto de las construcciones inmobiliarias sobre el entorno natural y aminorar el consumo de energía.

Con esa perspectiva, el Fondo Mivivienda lanzará en los próximos meses un programa de viviendas sostenibles, con el particular elemento de presentar una tasa de interés preferencial, la cual será inferior en varios puntos al costo promedio del mercado hipotecario. En la actualidad, se otorga el Bono Mivivienda Sostenible con un descuento de 3% del saldo del crédito hipotecario, pero ahora se sumará la tasa de interés preferencial, lo que alentará a las familias a adquirir viviendas sostenibles y motivará a las constructoras a edificar este tipo de casas porque podrán ser vendidas más rápido.

De esta manera, el nuevo programa impulsado desde el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento va acorde con la condición de país desarrollado que el Perú busca alcanzar gracias a políticas de respeto con el medioambiente, el crecimiento económico y los indicadores macro logrados, como la disciplina fiscal, el control de la inflación y la promoción de la inversión.

Junto con la ampliación de la cobertura de agua potable y saneamiento, la construcción de medio millón de casas y departamentos es una meta ambiciosa pero loable, porque se busca cerrar una brecha histórica para que así más peruanos tengan un hogar digno, con todos los servicios básicos.

Este impulso es posible gracias al carácter social que el Gobierno le impone a su gestión, en particular a la política de vivienda, con la reformulación de los planes habitacionales para masificar la entrega de viviendas populares y así las personas de menos recursos, que carecen de capacidad de ahorro o de acceso a crédito, opten por una vivienda sostenible.