Tipo de cambio:

Compra: 3.378

Venta: 3.381


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
VIERNES 23

de agosto de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

DE CAZUELA

Medicina y comercio

Un documental puede ser igual de creativo estéticamente que un largometraje de ficción. Un ejemplo de ello es Take your pills, recientemente estrenada en Netflix.

10/2/2019


Ernesto Carlín Gereda

Editor de Culturales

En esta película se aborda el tema de las medicinas para mejorar la concentración que se receta desde muy niños. De acuerdo con los datos que proporciona el filme, la prescripción de este tipo de medicina ha tenido un despunte en los últimos años, sobre todo en Estados Unidos.

Para narrar este hecho se recurren a testimonios muy diversos, como el de un exjugador de fútbol americano de élite o el de un artista urbano joven, ambos con episodios de dependencia a las pastillas. Pero también se habla con especialistas y doctores con puntos de vista encontrados.

Sin embargo, no es una sucesión de entrevistas con poco movimiento de cámara. Se echa mano, por ejemplo, al estilo de los videojuegos. Asimismo, las obras del joven artista, uno de los testimonios mejor aprovechados, animan varias de las secuencias.

El mensaje que se busca transmitir sobre los riesgos o ventajas de ciertos productos farmacológicos no omite detalle y se hace de manera original.

En la misma plataforma de streaming se ha estrenado otro filme reciente que trata un tema similar: el último crimen de guerra nazi en tiempo de paz. En él se habla de la Talidomida, usado como calmante para mujeres embarazadas que afectó la salud de miles de bebés.

Este último tiene un tema interesante, pero tratado de forma desordenada y de manera muy convencional. Lo grandilocuente de su título no es exactamente lo que se ve en la película. Sin embargo, resulta muy aleccionadora sobre la evolución de la prensa en el Reino Unido.

Ficha técnica

Take your pills

Director: Alison Klayman. Estrenada recientemente en Netflix. Entre los testimonios y opiniones que se recogen están los del deportista profesional Eben Britton, la catedrática en ciencia política Wendy Brown, Anjan Chatterjee y varias personas y sus familiares que han usado en exceso remedios para el déficit de la concentración.