Tipo de cambio:

Compra: 3.351

Venta: 3.355


Año del diálogo y la reconciliación nacional
LUNES 17

de diciembre de 2018

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

RATIFICA LA IMPORTANCIA DEL DECRETO LEGISLATIVO N° 1419

MEF en contra de derogar el ISC a casinos y tragamonedas

Impuesto contribuye a atenuar los perjuicios asociados a la ludopatía.

7/12/2018


El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) ratificó la importancia del Decreto Legislativo N° 1419, que incorporó en el ámbito de aplicación del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) a los juegos de casino y las máquinas tragamonedas.

“La aplicación de este decreto legislativo contribuye a atenuar los perjuicios a la salud de las personas, asociados a la ludopatía o adicción al juego, lo que genera costos sociales que el Estado, eventualmente, debe atender”, manifestó.

Estandarización

“La implementación de este nuevo gravamen coloca en igualdad de condiciones a los distintos operadores de la industria del juego, pues, hasta antes de la norma, casinos y tragamonedas era la única actividad que no se encontraba gravada con este impuesto”, agregó.

Sobre la reciente derogación del Decreto Legislativo N° 1419 en la Comisión de Constitución y Reglamento del Congreso de la República, el MEF explicó que esta disposición no vulnera los parámetros de constitucionalidad establecidos en las sentencias del Tribunal Constitucional.

“La medida fue emitida al amparo de la facultad delegada de manera expresa por la Ley N° 30823, dada por el Congreso de la República, ley autoritativa que facultó al Poder Ejecutivo a gravar con el ISC a los juegos de casino y máquinas tragamonedas. Se optó por aplicar uno de los métodos disponibles [ISC específico]”, indicó.

El MEF señaló que el ISC a los juegos de casino y máquinas tragamonedas es un impuesto al consumo, y grava la capacidad contributiva evidenciada cada vez que una persona juega y apuesta. Es decir, se grava el consumo de servicios de entretenimiento.

Transferencia

El ISC puede trasladarse al consumidor final porque el mecanismo para transferir el tributo sería la reducción de la tasa de retorno del jugador, que supera el 90% del ingreso bruto [apuestas], no obstante que lo fijado por ley es de 85%, precisó el MEF.

“Los operadores de esta actividad tienen un espacio de, al menos, cinco puntos porcentuales del ingreso bruto para reducir la tasa de retorno sin ver perjudicada su rentabilidad”, afirmó.

Indicó que la disminución de la tasa de retorno puede lograrse mediante una reducción de los premios o un incremento del valor de la apuesta.