Tipo de cambio:

Compra: 3.267

Venta: 3.269


Año del diálogo y la reconciliación nacional
MIÉRCOLES 18

de julio de 2018

Meritocracia en el magisterio

Uno de los objetivos establecidos en el Proyecto Educativo Nacional, presentado por el Ministerio de Educación, es contar con maestros bien preparados que ejerzan profesionalmente la docencia. Y para lograr esa meta, las mejoras en el magisterio han continuado con el reciente ascenso de 25,457 profesores, a los que les otorgarán un aumento salarial gracias a la meritocracia establecida en el proceso de modernidad educativa.

24/12/2017


En el marco del Concurso para el Ascenso de Escala en Educación Básica, estos maestros aprobaron la evaluación y, por primera vez, se contará con profesores en la sétima escala de la Carrera Pública Magisterial, que tendrán un incremento en su remuneración íntegra mensual de 4,666.9 a 5,066.92 soles, como reconocimiento a su compromiso por superarse y ofrecer una educación de calidad a los estudiantes del Perú.

Ello nos recuerda que la educación fue asumida por el presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, como una prioridad impostergable cuando asumió funciones, al punto que se trazó como meta que al 2021, año del bicentenario, todos los niños tengan acceso gratuito a educación inicial, primaria y secundaria de calidad y a posibilidades de seguir carreras universitarias y técnicas, así como a posgrados en instituciones educativas de prestigio, con lo cual se consolidará una revolución social, gracias a la reforma del sector.

La idea es que los primeros resultados de esa reforma se reflejen en una educación en valores que permita a los alumnos ser autores de su propio desarrollo; construir ciudadanía, así como identidad cultural; garantizar la igualdad de género dado que el analfabetismo, la pobreza y la violencia familiar siguen teniendo ‘cara de mujer’; y que la familia tenga un papel preponderante en la educación.

Un primer paso hacia esos puntos se dio con la Ley del Presupuesto General de la República 2017, a la que se destinó la financiación necesaria en temas como el aumento de sueldo de los maestros, el impulso de la carrera pública magisterial, la preparación de profesores de educación física, la aceleración de la inversión en infraestructura, la ampliación de servicios básicos en los planteles escolares, el estímulo a la investigación académica, entre otros.

La reforma educativa no solo es construir más aulas, brindar más horas de clases o elevar con justicia el salario magisterial, sino también plantearse nuevas metas con respecto al perfil de los egresados de la educación básica para que se ajuste a los últimos cambios mundiales y a las nuevas necesidades productivas que el Perú encara en la era de la globalización.

No podemos obviar que la competitividad y el desarrollo de muchas naciones se han logrado gracias a una educación de calidad, con componentes modernos de pedagogía, nuevos sistemas de enseñanza, maestros capacitados y con una infraestructura adecuada. Lo importante aquí es no retroceder en alguna de las políticas aplicadas desde el Ministerio de Educación porque se trata de prioridades que permitirán el fortalecimiento de la formación escolar y universitaria.