Tipo de cambio:

Compra: 3.315

Venta: 3.318


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MARTES 17

de setiembre de 2019

Migraña ¿Cómo nos afecta?

Las características de esta afección hacen que influya mucho en las relaciones sociales de la persona que la padece.

10/9/2019


Es normal que por distintas circunstancias de la vida, las personas sufran de dolor de cabeza en algún momento. Sin embargo, cuando las cefaleas comienzan a ser repetitivas y de gran intensidad, se tornan una preocupación para el ser humano. Al hablar de migraña crónica, la Organización Mundial de la Salud la define como una enfermedad altamente incapacitante, que obstaculiza el quehacer diario de los individuos.

Es bueno saber que la migraña crónica es la sexta enfermedad más incapacitante a escala global y la segunda de las neurológicas, ya que se trata de un dolor de cabeza que puede sobrepasar los quince días al mes. Algunos de sus síntomas pueden incluir molestia hacia la luz, sonidos, incluso a ciertos movimientos bruscos, además de náuseas, vómitos e irregularidades en el tránsito intestinal.

Por otro lado, las características de esta afección hacen que influya mucho en las relaciones sociales de la persona que la padece.

En ocasiones, suele causar problemas con el entorno cercano, entiéndase por familiares directos, compañeros de trabajo y pareja. Esta enfermedad afecta más a las mujeres (18%) que a los hombres (6%) y su pico de prevalencia es entre los 25 y 55 años, la etapa más productiva de la vida. Galenicum Health explica cómo la migraña crónica puede afectar en el aspecto social:

Con la pareja. El 42% de pacientes indica que no disfrutan de su relación amorosa como les gustaría, mientras que el 44% reconoce que evitan las relaciones íntimas con frecuencia. Del mismo modo, el 35% de los encuestados ven en la migraña crónica un factor estresante en su relación y el 6% declara que no ha podido encontrar una pareja debido a esta enfermedad.

Con los amigos y la familia.

Cancelación de planes a causa del insoportable dolor, incluso cuando se tratan de acontecimientos relevantes, como una boda o un cumpleaños. El 44% de los pacientes señala que están perdiendo la posibilidad de tener una vida en familia relativamente normal.