Tipo de cambio:

Compra: 3.590

Venta: 3.592


Año de la Universalización de la Salud
DOMINGO 27

de setiembre de 2020

Necesaria elección

“Con un JNE incompleto, es casi imposible que pueda continuar con el trabajo establecido por la Carta Magna, más aún cuando en noviembre venza el mandato de Víctor Ticona”.

13/9/2020


La invocación del titular del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Víctor Ticona Postigo, para elegir a dos integrantes de este organismo cuyo mandato ha vencido, resulta más que oportuna y necesaria porque el proceso de los comicios generales del 2021 se encuentra en pleno desarrollo desde que el Jefe del Estado los convocó para el próximo 11 de abril,  con el propósito de que los peruanos elijan al nuevo presidente de la República y a los 130 integrantes del Parlamento.

El sistema electoral peruano lo conforman el JNE, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) y el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec), y en conjunto se encargan de llevar adelante los procesos del país. Su labor es vital porque incluye un conjunto de acciones administrativas, técnicas, logísticas y jurisdiccionales que le dan garantía y legitimidad a las autoridades elegidas por el voto popular.

De allí la importancia de contar con estos tres organismos con sus plenas facultades para organizar un proceso prístino. Por lo pronto, la Junta Nacional de Justicia ya eligió a los nuevos titulares de la ONPE y del Reniec, que cuentan con experiencia y poseen credenciales profesionales que avalan su designación; sin embargo, el JNE es un caso particular porque se trata de un colegiado de cinco integrantes, cada uno seleccionado por distintas instituciones y organismos.

El JNE se encuentra formado por Víctor Ticona Postigo, elegido por la Corte Suprema de Justicia; Luis Carlos Arce Córdova, reelecto por la junta de fiscales supremos del Ministerio Público; y Jorge Rodríguez Vélez, designado por las facultades de Derecho de las universidades privadas. Los mandatos de Raúl Chanamé Orbe, seleccionado del Colegio de Abogados de Lima, y Ezequiel Chávarry Correa, representante de las facultades de Derecho de las universidades públicas, ya venció y ha colocado al organismo electoral en una situación complicada.

La pronta elección de los dos últimos delegados es fundamental para completar la composición del pleno del JNE. Su ley orgánica (N° 26486) establece que el quorum necesario para las sesiones de pleno y, por ende, la adopción de decisiones o la emisión de un fallo, es de cuatro miembros, y con solo tres integrantes se vería imposibilitado de cumplir su labor de impartición de justicia electoral durante el proceso en marcha.

Con tres miembros, el marco legal le permite únicamente correr traslado a los pedidos de vacancia de alguna autoridad regional o municipal, emitir autos y otras acciones administrativas, pero ninguna de carácter jurisdiccional. Y con un JNE incompleto, es casi imposible que pueda continuar con el trabajo establecido por la Carta Magna, más aún cuando en noviembre venza el mandato de Víctor Ticona y el colegiado se quede únicamente con dos integrantes. Por ello su llamado es pertinente para tener un Jurado Nacional de Elecciones con todas las potestades en este proceso.