Tipo de cambio:

Compra: 3.421

Venta: 3.422


Año de la Universalización de la Salud
MARTES 2

de junio de 2020

Nuestro milenario arte en Europa

En mayo de este año el Diario Oficial El Peruano dio la exclusiva: el tradicional Museo del Prado, quizá el más importante en el mundo occidental dedicado a la pintura, abriría sus puertas para una pieza de arte colonial.

18/11/2018


Eso se daría en los primeros meses del 2019, en el marco de la Feria de Arte Contemporáneo Madrid (Arco Madrid), la feria de arte más importante que acoge la península Ibérica y que sirve de puerta para la difusión de nuevas formas creativas para los ávidos públicos del Viejo Continente.

En estos días ya se ha ido definiendo a los participantes de esta prestigiosa feria. La pieza que llega al Prado es el Matrimonio de la Ñusta, perteneciente a la colección del Museo Pedro de Osma.

Pero no es el único lugar emblemático que será tomado por la cultura milenaria de nuestro país. A unos metros del Prado se ubica el Museo Reina Sofía. En él se realizará una muestra bibliográfica de la tal vez revista intelectual más influyente que ha tenido el Perú: Amauta, de José Carlos Mariátegui. Esta es, digamos, una oportunidad única, pues el Reina Sofía no suele participar de Arco Madrid.

Y no solo eso. La aplaudida y ambiciosa muestra sobre la cultura Nasca, que se viera hace relativamente poco en el Museo de Arte de Lima y que luego se paseara por otros países europeos, llega a la capital española en uno de los sitios más transitados de la urbe, asegurándose la visita de miles de personas: la Fundación Telefónica en plena Gran Vía y al frente de la Puerta del Sol.

Pero no se crea que la visión que el Perú quiere mostrar en España se reduce a lo antiguo. Va más allá. La feria, como su nombre lo indica, es arte contemporáneo. El uso de este término ha sido amplio en esta ocasión. Desde los más renombrados galeristas hasta aquellos que no necesariamente están en el cogollo del mercado del arte. Se ha buscado dar cabida a la mayor variedad posible. Davido Flores Hora, en conversación con el programa De Cazuela de la Agencia de Noticias Andina, contaba que por cuestión de espacio se han quedado artistas que merecían un lugar en esta feria.

Confesó que espera que Arco Madrid sirva de puerta de entrada para el arte peruano y que aquellos que no llegaron a entrar por azares del destino en la lista final tengan una oportunidad en el futuro.

Al revisar la lista de los participantes, es curioso encontrar que el criterio de selección haya recaído en la calidad de los trabajos y en la originalidad de sus propuestas, más que en los pergaminos que puedan mostrar sus artistas.

Esto viene a colación por la participación, entre otras personas, de las artistas shipibas Olinda Silvano y sus compañeras. Hace tan solo cuatro décadas se creó un agrio debate sobre qué es y qué no arte, y manifestaciones como las de estas tres destacadas creadoras hubieran sido excluidas por gran parte de nuestra escena local.

Pero los tiempos han cambiado, y ahora los peruanos nos sentimos reflejados desde un tradicional lienzo hasta en una composición amazónica.