Tipo de cambio:

Compra: 3.357

Venta: 3.361


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
DOMINGO 22

de setiembre de 2019

Nuestros nuevos referentes

“En este momento triunfal, nuestros exitosos deportistas son verdaderos ejemplos de disciplina y sacrificio para los campeones del mañana”.

17/8/2019


Los medallistas peruanos de los Juegos Panamericanos Lima 2019 recibieron un justo homenaje en Palacio de Gobierno a cargo del presidente Martín Vizcarra. En esta ceremonia, el Jefe del Estado señaló que los atletas “no solo se han convertido en referentes de un pueblo”, sino que también son “portadores de sueños, esperanzas e ilusiones”.  

El Mandatario peruano añadió que para los deportistas “no ha sido fácil llegar a sobresalir y obtener estas medallas, pues han necesitado de constancia y tenacidad, a pesar de las dificultades, los obstáculos y las carencias que muchas veces existen”.

Somos un país que necesita modelos de éxito que motiven admiración. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), tenemos 8.5 millones de jóvenes de 15 a 29 años que representan al 17.6% de la población, muchos de ellos expuestos a la infoxicación de la era digital.

Como indica el comunicador Miquel Moragas, “el deporte se ha sumergido en la sociedad moderna como una institución de interrelación entre los individuos, transmisora de valores sociales; además, expresa los valores de coraje, éxito e integridad”.

Al ser admirados por nuestros jóvenes, los deportistas peruanos tienen ahora la enorme responsabilidad de convertirse en canales de motivación, sobre todo para las siguientes generaciones. Por su especial habilidad, ellos son motivo de inspiración para niños, adolescentes y el público, que desean practicar algunas de las disciplinas. “Si ellos pueden, yo puedo”, es la frase que resume este sentimiento.

El trabajo duro de los medallistas, además, impulsa la inspiración personal. Por su alta competitividad, los atletas no solo deben mantener largas y agotadoras jornadas de entrenamiento, sino que también requieren una férrea disciplina, constancia, dedicación y la capacidad de trabajar en equipo. Asimismo, nos enseñan a respetar las reglas de juego que nos ayudan a la convivencia social y para adquirir hábitos que propician nuestra mejoría física y emocional.

En el ámbito social, la práctica del deporte fomenta la integración del país, nos otorga identidad y sentido de pertenencia al grupo. Inclusive, una disciplina deportiva impulsa la inclusión de sectores marginales y el combate contra la delincuencia callejera.

Pero el deber es recíproco, como indicó el presidente Vizcarra al otorgar las medallas de la Orden al Mérito por los Servicios Distinguidos en el grado de Comendador a nuestros atletas: “Ustedes han cumplido con el Perú, ahora el Estado debe cumplir con ustedes”.

La mejor manera de corresponder a los destacados competidores será con el manejo adecuado de la nueva infraestructura deportiva construida con una inversión de 4,000 millones de dólares. Del mismo modo, es fundamental elaborar políticas públicas de apoyo a nuestros atletas destacados, a fin de ofrecerles las condiciones y el respaldo necesarios para sus entrenamientos. Ello seguramente redundará en la obtención de éxitos en los futuros certámenes. Las obras serán también útiles para brindarles enseñanza especializada a nuestros niños y jóvenes.

En este momento triunfal, nuestros exitosos deportistas son verdaderos ejemplos de disciplina y sacrificio para los campeones del mañana.