Tipo de cambio:

Compra: 3.291

Venta: 3.294


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 21

de marzo de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

BRUNO ODAR. ACTOR

“Nunca es tarde para comenzar”

Reconocida figura de la actuación celebra dos décadas formando talentos y produciendo arte en nuestro país.

23/12/2018


Cecilia Fernández Siivori

mfernandez@editoraperu.com.pe

Con toda una vida consagrada a la formativa artística, Bruno Odar celebra dos décadas como forjador de talentos en su propio espacio donde solo se respira arte.

–Ya van 20 años de Diez Talentos y 15 de la Escuela de Formación Actoral, ¿soñaste que se iba a dar así?

–Cuando iniciamos esta aventura con mi esposa hicimos los mismos votos que en nuestro matrimonio. Aceptamos las metas, retos y dificultades como parte esencial de nuestro crecimiento. Y así, matrimonio, familia y cultura se fundieron en un solo ideal. Nuestra familia es la fuente principal desde donde surgen nuevas ideas plasmadas en expresiones artísticas.

–¿Significó mucho tu matrimonio?

–Nuestro matrimonio significó no solo el nacimiento de nuestra familia, si no también el de la asociación. Este año celebramos 20 años de crecimiento, perseverancia y sobre todo mucho amor.

–¿Sientes que es una empresa familiar porque a los talentos que formas los ves como a tus hijos?

–Es una asociación cultural que nace de una familia de artistas. Nuestra función es de servicio. Creo que el sistema capitalista nos enseña que el arte no produce mayores beneficios para un país. Sin embargo, en naciones donde hay mayor educación en el arte y la cultura, alcanzan excelencia en todo sentido; creando ciudadanos de primera clase.

–Es lo que buscas para los nuevos talentos.

–Sí, eso es lo que queremos para nuestros hijos y para nuestros alumnos. Los orientamos para que sean artistas con calidad humana y vocación de servicio. También que sean sus propios gestores culturales. Nuestros egresados salen entusiasmados, encontrando sentido a su vocación y servicio a la sociedad. Este espacio se vuelve su segundo hogar. La vocación del actor implica un cambio consciente de la percepción de la vida y la sociedad.

–Eso es fundamental.

–Claro, la mente de un artista debe nutrirse básicamente de la interacción de su mundo interno y del mundo que lo rodea. No se puede interpretar un personaje sin antes haber pasado por el proceso de canalización de nuestras emociones y la aceptación de nuestro comportamiento. No se puede interpretar un personaje sin antes pasar por un análisis de nosotros mismos y por ende de la sociedad. No se puede interpretar un personaje sin la alegría y el gozo de habernos conocido un poquito más.

–Y lo que implica la enseñanza actoral.

–Sin duda implica adentrarse en el mundo interno de los estudiantes desbloqueando o canalizando las emociones. Es el inicio de la búsqueda de nosotros mismos, a través del arte de la interpretación.

–¿Quisiste en algún momento cerrar todo y dedicarte solo a dirigir y actuar?

–Cuando te embarcas en un trabajo con tanta responsabilidad no hay tiempo para las dudas. Uno no puede dormirse en dudas existenciales.

–¿Llega uno a ser muy viejo para el arte?

–Nunca es tarde para trabajar sobre uno mismo. No hay límite de edad ni tiempo. En el arte los conceptos de espacio y tiempo se manifiestan sin límite; cambiar el pasado, detener el presente, modificar el futuro. En el arte no existen las diferencias y nunca es tarde para comenzar.

–¿El talento es suficiente?

–El talento es un don que te brinda Dios y la naturaleza. Tener talento no es suficiente para dedicarse a la actuación. Para poder vivir del arte necesitas superarte a ti mismo. Crecer como artista significa invertir en ti mismo. Es abrir tu caja de emociones y tendencias. Es sacarlo todo e ir usando todo conforme vas caminando en la vida. Es el viaje cuántico de nuestra memoria y de nuestras emociones. Es la apertura máxima de todos nuestros sentidos y de nuestro intelecto.

–¿Qué proyectos se vienen para el 2019?

–Iniciaremos la escuela de actuación para adolescentes que durará un año y continuaremos con nuestra escuela de formación actoral. Arranca además el programa arte, familia y comunidad y continuaremos siendo parte del programa de formación de público familiar en los centros del Británico de Lima. También tendremos el unipersonal Hamlet y Hamlet, ser o no ser… hijo, interpretado por Jesús Neyra y la creación colectiva testimonial titulada Niña valiente.

–¿Y como actor?

–Estoy por definir dos propuestas a nivel teatral y cinematográfico.