Tipo de cambio:

Compra: 3.453

Venta: 3.457


Año de la Universalización de la Salud
DOMINGO 5

de abril de 2020

BIONDI. MAGO

“Nunca es tarde para soñar”

El querido mago Biondi nos sorprende con una propuesta musical, un libro y su arte mágico dirigido a la gran familia peruana.

24/11/2019


Cecilia FernándezSivori

mfernandez@editoraperu.com.pe

El popular mago Biondi sube a las tablas para presentarnos Sueños mágicos, el musical, una propuesta para aquellos que tuvieron un sueño y que no lo concretaron por alguna razón.

–¿Qué buscas con esta puesta?

Inspirar a los niños para que nunca se rindan y sigan sus sueños, pero también recordarles a los adultos que nunca es tarde para hacerlos realidad. Todo gran camino empieza con un pequeño paso y esta obra podría ser ese primer paso para hacer tus sueños realidad. Los espero todos los sábados y domingos en el teatro Mario Vargas Llosa de San Borja.

–¿Siempre quisiste dedicarte a la magia?

Por supuesto. Cuando era niño y me preguntaban qué quería ser de grande, respondía que quería convertirme en bombero, presidente o mago. Aunque debo confesar que la magia llevaba la delantera y siempre me imaginaba en un gran teatro dando un espectáculo.

–¿Ya de adulto era para ti una opción profesional?

La magia fue solo un hobby durante mi niñez. Desde que descubrí la magia, cada truco que conocía, aprendía y presentaba me hacía muy feliz porque sentía que alegraba, asombraba y emocionaba a mi familia y amigos. Luego, llegando a la adolescencia, esos recuerdos y creer que se podía hacer magia de manera profesional me llevó a dedicarme a ello a tiempo completo.

–¿Cuál fue la reacción de tu familia?

De total apoyo. No es común que tu hijo te diga que quiere ser mago. A la par, estudié ingeniería industrial y me gradué en el 2015. Aunque pocos lo crean, la magia y la ingeniería tienen muchas cosas en común. Me han dado un punto de vista ventajoso para el diseño y construcción de mis aparatos mágicos.

–¿Tanto así?

La ingeniería me ayudó muchísimo al momento de desarrollar mi empresa de espectáculos de magia. Siempre digo que soy ingeniero por vocación y mago por afición.

–¿Es simple iniciarte en este mundo?

Si quieres aprender magia tienes que estudiar, investigar y leer mucho. Hoy es más fácil porque hay muchas cosas en internet, pero los mejores secretos de la magia siguen estando en los libros. Tienes que ser curioso, perseverante y paciente. Aunque todos te digan que no vas a poder, debes seguir intentándolo. Dominar la magia puede llegar a ser muy difícil.

–¿La tecnología ha cambiado la magia?

Definitivamente. Hace que podamos presentar cosas cada vez más impresionantes. Desde hace algunos años, presento trucos en smartphones y tabletas. Actualmente, utilizamos tecnologías como imanes, papeles térmicos y dispositivos con bluetooth. Son cosas que antes eran inimaginables porque aún no se habían inventado.–¿Cómo lograste destacar entre otros magos?

En el Perú, generalmente los magos solo se presentan en fiestas infantiles o reuniones familiares. Creo que la magia puede dar muchímo más y presentarse de una manera fantástica. Por eso, estoy convencido de que esta debe volver a los teatros.

–¿Y cómo incorporas la ingeniería?

La ingeniería me llevó no solo a tener mis propios aparatos de magia, sino también a tener una visión distinta de las cosas. Siempre me esfuerzo porque mi espectáculo sea el mejor. Busco innovar, uno siempre tiene que aspirar a ir por más. Nadie debería estancarse ni conformarse, en términos de ingeniería se le llama mejora continua.

–¿Y ese deseo de escribir un libro?

Lo tenía desde hace varios años, quería algo diferente y pensé en un cuento para niños. Mi libro Sueños mágicos cuenta con el texto un gran amigo y mago, George Bustamente, Plumilla.

Trabajamos juntos en el desarrollo de la idea para transmitir al lector un gran mensaje de perseverancia y emprendimiento; buscamos, además, que sea distinto e innovador y, por supuesto, que te enseñe la magia de hoy y de ayer apelando, cómo no, a la tecnología.