Tipo de cambio:

Compra: 3.380

Venta: 3.386


Año del diálogo y la reconciliación nacional
VIERNES 16

de noviembre de 2018

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

Oculto dolor abdominal

La colecistitis, cálculos renales, pancreatitis y esteatosis hepática se detectan con una ecografía.

La mayoría de enfermedades tiene como síntoma inicial el dolor en alguna parte del organismo, indicio que sirve de alerta cuando una posible afección se está desarrollando. Sin embargo, no todas las personas acuden a un especialista cuando sienten este primer signo, y lo asocian a un mal de menor gravedad e incluso se llegan a automedicar, desatendiendo un futuro padecimiento.

27/3/2018


La ecografía, gran aliada

Una de las zonas más frecuentes donde se sienten dolores es la abdominal, por la cantidad de órganos que posee y por los diferentes males que puede generarse en cada uno.

De acuerdo con Solidaridad Salud, durante el 2017 uno de cada dos peruanos requieren cirugía de vesícula a causa de una colecistitis crónica. Además, la enfermedad renal crónica alcanza un 10% anual de crecimiento en el Perú, según Essalud.

Estas cifras reflejan la falta de información de la población respecto a los síntomas de trastornos abdominales y el desconocimiento de procedimientos como la ecografía, examen que podría detectar o incluso prevenir a tiempo una posible afección.

A continuación, las siguientes cuatro enfermedades abdominales que pueden ser detectadas con este registro de imágenes:

Colecistitis: Esta enfermedad ocurre cuando un cálculo biliar obstruye el conducto por donde se canaliza la bilis desde la vesícula, ocasionando la acumulación de este líquido y causando una inflamación. Algunos de los síntomas son malestar intenso en la parte superior derecha o en el centro del abdomen, dolor que se extiende al hombro o espalda, dolor con palpitación del abdomen, náuseas, vómitos y fiebre.

Cálculos renales: Depósitos duros de minerales y sales que se forman en los riñones, mayormente ocasionados cuando hay concentración de orina, permitiendo que los minerales se cristalicen y unan. Los síntomas más característicos de la presencia de los cálculos son el dolor al costado de la espalda y al orinar, orina color rosa, roja o marrón, necesidad constante de orinar, micciones en pequeñas cantidades, entre otros.

Pancreatitis: Esta enfermedad es originada por la inflamación del páncreas, causada con mayor frecuencia por el consumo excesivo de alcohol durante muchos años, genética y otras veces, de origen desconocido. Los síntomas comunes son el dolor en la zona abdominal superior, que puede empeorar al comer o beber, pérdida crónica de peso, náuseas, vómitos, entre otros.

Esteatosis hepática: También conocida como hígado graso, esta afección es ocasionada por la acumulación de triglicéridos en el hígado, aumentando el tamaño del órgano y apareciendo gotas de grasa dispersas por el tejido hepático. El dolor abdominal en la región derecha o boca del estómago, vómitos, pérdida de apetito, somnolencia y pérdida de peso son algunos de los síntomas.

Fuente: Medical Innovation & Technology