Tipo de cambio:

Compra: 3.382

Venta: 3.386


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
DOMINGO 18

de agosto de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

Orgullo milenario

La aceptación de Caral como la civilización más antigua de América de la que se tenga noticia ha significado un vuelco para la historiografía tradicional. Por eso se han replanteado varias teorías arqueológicas.

30/6/2019


Hoy se cumplen 10 años desde que la Unesco declaró a la Ciudad Sagrada de Caral como parte del Patrimonio Cultural de la Humanidad. El reconocimiento ha servido para que investigadores de varias latitudes dirijan su mirada hacia nuestro país y replanteen las ideas respecto al surgimiento de la civilización.

Los estudios revelan que la civilización que edificó esta urbe, así como Vichama, el sitio pesquero de Áspero, Bandurria y Las Shicras, entre otros lugares de interés, empezó a florecer hace cinco mil años, paralela a manifestaciones similares en el Viejo Mundo.

Ruth Shady, la principal estudiosa de esta cultura, comentó en una entrevista publicada por este diario hace unos días que lo relevante de Caral es la manera en que los antiguos peruanos generaron conocimiento por sí mismos y lo aplicaron a los retos del territorio que ocupaban. Un ejemplo que resaltó como enseñanza para las generaciones venideras es que ninguna construcción de esta cultura ha sido afectada por el Fenómeno El Niño, pues sabían prever y evitar edificar en los cauces de probables huaicos.

En retrospectiva, se puede apreciar que desde que la Ciudad Sagrada recibió el reconocimiento de la Unesco, el interés por el período histórico en el que se desarrolló –el precerámico– ha ido en aumento. Eso se puede comprobar al revisar las investigaciones cada vez más numerosas de sitios contemporáneos o relacionados con Caral.

La misma doctora Shady manifestó en la entrevista citada que es necesario conocer con más detalle la historia de todo nuestro territorio, pues es probable encontrar otros focos civilizatorios aún por estudiar.

Otro dato por subrayar es el vuelco que ha significado para la historiografía. Antes se consideraba y se enseñaba desde la escuela que la civilización en el Perú empezó con la cultura Chavín, esto es algo más de tres mil años de antigüedad.

Sin embargo, con los nuevos conceptos que se manejan sobre Caral, el despertar cultural habría sido mucho más temprano. Incluso algunos lingüistas han especulado que un protoquechua habría sido hablado por esta cultura, el cual luego se difundió por más regiones del país debido a su prestigio.

No hay que perder de vista que la aceptación de Caral como cuna de la civilización en América significa echar por tierra teorías sobre determinismos geográficos. Estos fueron en el pasado la excusa para justificar la colonización, pues se afirmaba que los naturales de estas tierras no eran capaces de crear cultura y de gobernar su territorio.

Caral es una de las tantas razones por las cuales debemos sentirnos orgullosos del Perú y de su historia. Hace cinco mil años nuestros antepasados fueron capaces de crear una cultura de paz que aprovechó los recursos de la zona.

Ha pasado mucho tiempo desde este amanecer civilizatorio, pero aún quedan lecciones que aprender de esa época, como, por ejemplo, el uso adecuado del terreno.