Tipo de cambio:

Compra: 3.304

Venta: 3.308


Año del diálogo y la reconciliación nacional
MIÉRCOLES 19

de setiembre de 2018

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

ESTAMPILLA POR LOS 50 AÑOS DE LA RESERVA

Pampa Galeras en postal

La reserva natural de Pampa Galeras recorrerá el mundo en forma de estampilla, un homenaje justo para la revaloración de su valor como refugio salvador de la vicuña, nuestro camélido emblemático.

14/3/2018


Eduardo García Zúñiga

eagarcia@editoraperu.com.pe

Para tener una idea de la importancia que representa para nuestro país la reserva natural de Pampa Galeras, posteriormente bautizada como Bárbara D´Achille, basta recordar que hasta antes de su creación, en el año 1967, la vicuña –nuestro animal más representativo, al punto que es el único que aparece en el Escudo Nacional– enfrentaba un franco proceso de extinción, con apenas 1,000 ejemplares, como consecuencia de la caza furtiva. 

Ese año se creó la reserva y gracias a un acuerdo entre el Estado y la comunidad aledaña de Lucanas, en Ayacucho, se estableció una política de repoblación y aprovechamiento sostenible de la especie, cuya fibra hoy es la más cotizada en el mercado internacional.

Es así que medio siglo después se ha alcanzado una población de 4,000 vicuñas en Pampa Galeras, que la convierte en un modelo de gestión por la conservación y el aprovechamiento económico del recurso a favor de la comunidad, sin matar a la especie.

Justamente, con motivo del medio siglo de vida de la reserva, el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), de manera conjunta con Servicios Postales del Perú (Serpost), puso en circulación el lunes pasado 10,000 estampillas conmemorativas a esa fecha.

Cada estampilla tendrá un valor de dos soles, y estará a disposición en todas las oficinas de Serpost a escala nacional, dando testimonio de la importancia de esta ANP, la que se mantiene vigente gracias al apoyo de la Cooperación Técnica Alemana en el país.

En el diseño de la estampilla se ha reproducido la imagen de las vicuñas, así como el logotipo establecido por los 50 años de creación de la reserva, y un pequeño mapa que detalla la ubicación de la reserva natural protegida.

Trabajo con la comunidad

En la Reserva Nacional Pampa Galeras se dio el primer ejemplo exitoso de la firma de un acuerdo de conservación y aprovechamiento entre una comunidad campesina y el Estado, en la historia de las áreas naturales protegidas peruanas.

La comunidad campesina de Lucanas está integrada por más de 250 familias, son en total 1,250 personas. Ha destinado para el manejo de la vicuña una superficie aproximada de 20,000 hectáreas, que albergan aproximadamente 12 ,000 especies. Del total de esa área, 6,500 hectáreas se hallan al interior de la Reserva Nacional Pampa Galeras D’Achille, en la que habitan 4,000 vicuñas.

La comunidad designa un grupo de guardaparques comunales que apoyan en las acciones de control y vigilancia que realizan los guardaparques oficiales de la reserva. Asimismo, tienen suscrito un contrato de aprovechamiento del recurso de fibra de vicuña con el Sernanp, así como un plan de manejo del animal.

Al año se supervisan 10 chaccus en el interior de la reserva, en el marco de un plan de manejo aprobado a favor de la comunidad de Lucanas. Se trata de una ceremonia ancestral en que se arrean las vicuñas para esquilarlas y luego liberarlas.

Después de la esquila de vicuña, el Sernanp otorga un certificado de procedencia para el traslado de la fibra a diversos puntos del país. Para su comercialización, la fibra es inscrita en el Registro Único de Camélidos Sudamericanos Silvestres del Perú. Mientras que para su exportación se solicita el certificado respectivo al Serfor.

La totalidad la fibra de vicuña aprovechada tanto dentro como fuera de la Reserva es vendida a la empresa italiana Loropiana. La comercialización con esta empresa se realiza desde hace aproximadamente dos años.

Comercialización

Cada año se producen 1,300 kilos de fibra de vicuña en todo el ámbito de la comunidad, esto genera ingresos directos superiores a los 2 millones de soles (1,500 soles por kilo de fibra).

Los recursos recaudados por la comercialización de la fibra son administrados por la junta directiva de la comunidad, la que es elegida cada dos años por la Asamblea General de la comunidad. 

La totalidad de los ingresos por la fibra aprovechada y exportada se destinan a la mejora de la calidad de vida de la comunidad, la cual se invierte en la compra de equipos y la construcción de infraestructura que mejore el proceso de manejo de la fibra, así como el mantenimiento de sus postas de salud, colegios, servicios básicos, etcétera.

Como vemos, el trabajo articulado con la comunidad campesina de Lucanas ha permitido la conservación en buen estado del área natural protegida y el aprovechamiento sostenible de la fibra de la vicuña.