Tipo de cambio:

Compra: 3.357

Venta: 3.361


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
DOMINGO 22

de setiembre de 2019

Pedales de oro

Israel Hilario alcanzó la cima del podio en paraciclismo de ruta.

31/8/2019


La emoción se apodera de a pocos de Israel Hilario. Le es difícil explicar el momento. De la carrera se acuerda poco, solo sabe del esfuerzo que le costó llegar a este instante porque la medalla de oro conseguida le permite hacer realidad el sueño de toda una vida: convertirse en campeón en los Juegos Parapanamericanos en casa y ante su afición.

El paradeportista natural de Huánuco fue el mejor de la prueba del paraciclismo de ruta contrarreloj en las clases C1-5, que se disputó en la Costa Verde. En los 32 kilómetros, hizo un tiempo de 40 minutos 19 segundos 952 milésimas. La distancia con su más cercano competidor, el brasileño Lauro Moro, fue más de un segundo (41:18.624). El podio de la categoría fue completado por el colombiano Diego Dueñas, quien quedó un poco rezagado con 41:54.071.

“Estoy muy impresionado y conmovido. Este es el resultado de años de trabajo, desde cuando no existía el ciclismo paralímpico en el país, ni tampoco la noción del deportista adaptado en nuestra sociedad”, dijo el paradeportista de 44 años.

Agregó: “Estos Juegos han demostrado que podemos hacer grandes cosas. Nuestra sociedad está preparada. Es lindo estar en nuestra tierra, darle un logro al Perú y a toda la gente trabajadora que saca el país adelante”.

Alta complejidad

En las competencias de categorías de clase C participan deportistas con deficiencias en sus extremidades inferiores. Las clases C1 y C2 se asignan a los paraatletas con alteraciones severas de movilidad, mientras que las C3, C4, y C5 reúnen a los exponentes con alteraciones en alguna extremidad, como amputaciones.



La victoria de Hilario se hace más resaltante porque su presea fue obtenida en el grupo C2, mientras que Moro lo hizo en el C5 y Dueñas en el C3.

“Los deportistas estamos hechos para esta clase de retos. Uno se hace, nace para ello, por eso es importante que los retos vengan, para afrontarlos y salir adelante”, exclamó con firmeza.

Israel destacó el aliento del público en todo momento. En agradecimiento a ese cariño, dedicó su medalla cada uno de los peruanos que siempre valoraron su esfuerzo.

“Dedico el triunfo a todos los peruanos. Especialmente a la gente que trabaja. Esa madre y padre luchador. Humildemente, ese es mi regalo”.

El próximo objetivo del paradeportista huanuqueño serán los Juegos Paralímpicos Tokio 2020, certamen al que clasificó con anterioridad. Será su segunda presencia en la cita máxima.

“Hay que seguir trabajando. Tokio es palabra mayor. Serán los segundos paralímpicos en los que participaré y nos queda poco tiempo. Pero seguiré trabajando día a día. Es importante la inversión que hacen todas las federaciones. Ese es el gran soporte de los deportistas”, indicó.

Corazón de león

Hilario no tiene la pierna izquierda. Ese miembro le fue mutilado a raíz de un accidente fatal. Cuando tenía 17 años, en una de sus habituales caminatas, fue embestido por un camión. En ese momento no solo perdió una de las extremidades inferiores, sino también su deseo de convertirse en nadador o en futbolista profesional. La vida ya no valía para el deportista. Al verse mutilado, pensó que era el fin.

En la búsqueda de alternativas para transportarse apareció la bicicleta como opción. Una vez que supo maniobrarla, sintió que podía llegar cada vez más lejos. Así nació su pasión y aprovechó una posibilidad para viajar al Viejo Continente, donde, a base de esfuerzo y dedicación, se hizo de un espacio para consolidarse como uno de los mejores paraciclistas.

Hilario radica en la ciudad de Bilbao, España, desde hace 13 años. Allí consolidó su carrera deportiva. Entrenó con los mejores. En el 2015 se proclamó campeón del mundo y de la Copa del Mundo de la Unión Ciclística Internacional; también obtuvo una medalla de bronce y siempre supo mantenerse en los primeros lugares en las competencias de élite.



La historia aún no acaba para el peruano en los Juegos Lima 2019. Mañana competirá en paraciclismo de ruta, en la categoría carrera. No promete medalla, pero sí dejará el corazón y el alma por engrandecer más su nombre en cada pedaleo.

“Mañana vuelvo a la carretera y será bastante duro, esperemos que todo salga bien”, finalizó.