Tipo de cambio:

Compra: 3.545

Venta: 3.548


Año de la Universalización de la Salud
VIERNES 7

de agosto de 2020

UN 28 DE JULIO DIFERENTE

Perú, tiempos de resistencia y esperanza

El país que encara a la pandemia del coronavirus renace en la esperanza y el esfuerzo de sus 33 millones de habitantes. “Que el espíritu inquebrantable que ha definido nuestro pasado nos conduzca hacia el futuro”, dijo ayer el presidente Martín Vizcarra. Aquí una mirada de cómo se vivió este 28 de julio en diversos espacios de Lima, a 199 años de los albores de la República.

29/7/2020




Invitación para sonreír. En la “nueva realidad”, el payasito Colizz ha dejado sus labores en circos y fiestas infantiles. Ahora, el artista de la nariz roja y los zapatos extralarge sale a las inmediaciones del mercado Miguel Grau, en El Ermitaño, Independencia, a vender pizzas caseras y mascarillas. Con tremenda escarapela, jamás se olvida de las Fiestas Patrias.




Ahora con mascarilla.Soldado del histórico regimiento Mariscal Domingo Nieto, escolta del Presidente de la República, se prepara, a primera hora del día, para salir a las actividades oficiales por las Fiestas Patrias 2020.




Cuidar el futuro. Personal del Ministerio de Salud empezó temprano la jornada del martes 28 vacunando contra la tuberculosis y la hepatitis B a los neonatos en un nosocomio de Lima Este. Llevaron una bandera para recordarles a las mamitas la fecha, en medio de la difícil coyuntura.



Construye país. Para miles de peruanos, este año, 28 de julio fue un día laborable con normalidad. Dos albañiles, sin cumplir los protocolos sanitarios, tarrajean el frontis de una vivienda en San Juan de Lurigancho, el distrito más poblado de Lima y del país.



Canciones para mi patria. Adultos mayores del refugio temporal Rosa de Lima, junto con personal del Mimp, participaron en una actividad para conmemorar el aniversario de la independencia en Villa María del Triunfo.



Nosotros, los ciudadanos. Vecinos del AA. HH. Las Casuarinas de Nueva Vida, en San Juan de Lurigancho, observan con sus hijos el mensaje a la nación en televisores instalados a las afueras de una vivienda del barrio.