Tipo de cambio:

Compra: 3.586

Venta: 3.590


Año de la Universalización de la Salud
MIÉRCOLES 21

de octubre de 2020

APROXIMACIONES

Peruanidad

En pleno siglo XXI, en lugar de tratar de colonizar nuestro país, trabajemos colegiadamente por la unidad, el desarrollo y por la gobernabilidad.

9/10/2020


Jaime O. Salomón

Exviceministro de Desarrollo e Infraestructura Agraria y Riego del Minagri


El próximo lunes se cumplirán 528 años del descubrimiento de América como hito de un proceso colonizador. Aunque fue Américo Vespucio el que posteriormente tomó conciencia de que lo descubierto no eran las Indias, sino un nuevo mundo, por lo que terminaron acuñando un nuevo continente en el mapa mundial.

Le pusieron nombre a una región donde uno de sus territorios, sus fronteras y sus propias instituciones sociopolíticas eran gobernados por sus pobladores: el Tawantinsuyu. Por ello, más que descubrir América reinventaron el futuro de sus habitantes, incluidos los incas.

Fue en el siglo XIX que como aporte de los intelectuales franceses de antaño aparece el nombre de América Latina, que relegó la idea de Bolívar de formar una Hispanoamérica. Lo latino sobre lo hispano.

El próximo año festejaremos los primeros 200 años de la independencia nacional, hecho que marcó el inicio del proceso descolonizador e independentista nacional. Aunque hoy muchos siguen pensando que los modelos externos pueden ser ajustados, cual traje, para que calcen a la realidad nacional, y se han olvidado de la cosmovisión andina y de que los incas vivieron en nuestras tierras; así como que aún sigue relegado el análisis de una variable importante de dicho proceso: el desprendimiento político.

Colón, basado en su experiencia y conocimiento, hizo una propuesta y emprendió el reto que daría solución a un problema: cómo llegar más rápido a las Indias. No dio solución al problema original, pero a la larga descubrió un nuevo continente que pararía la olla del colonizador y le permitiría mantener la hegemonía mundial por muchos años más.

La política sería el “arte de lo posible” si le sumamos el respeto de nuestra soberanía, de una descentralización bien hecha. En pleno siglo XXI, en lugar de tratar de colonizar nuestro país, trabajemos colegiadamente por la unidad, el desarrollo y por la gobernabilidad; respetando la institucionalidad se generan soluciones a los históricos problemas, en aras del bienestar y rentabilidad social de los más de 32 millones de habitantes.

Nuestra identidad política y cultural debiera ser el reflejo de nuestra gran nación; de esa geopolítica del conocimiento basada en la diversidad cultural. El diálogo permitirá conocer el qué pasa en nuestro gran Perú; y basados en nuestras raíces generaremos datos reales y actuales para participar, en sociedad, del proceso de encendido del motor productivo del país.

Son las personas preparadas, con imaginación, creatividad, conocimiento y experiencia las que, usando la razón, generarán confianza y permitirán trazar el rumbo apropiado para el futuro de la patria.

El Diario Oficial El Peruano no se solidariza necesariamente con las opiniones vertidas en esta sección. Los artículos firmados son responsabilidad de sus autores.