Tipo de cambio:

Compra: 3.543

Venta: 3.546


Año de la Universalización de la Salud
MARTES 22

de setiembre de 2020

Peruanos que hacen historia

Bajo la premisa “en el detalle está la diferencia”, la Asociación de Recreación Histórica de Lima promueve el reconocimiento y honra al ciudadano peruano en su rol de combatiente.

6/12/2019


Variedades - Suplemento cultural


Texto Zaira Barúa Silva

Luego de diez minutos de charla, Víctor Soto–docente y estudioso de la historia del Perú–, lanza una afirmación que cambia el rumbo de nuestra conversación –y quizá también de mi perspectiva–“un recreacionista no es un maniquí”, surgen entonces nuevas interrogantes,entre ellas la más importante: ¿qué papel desempeñan los miembros de la Asociación de Recreación Histórica de Lima?

Soto explica de manera enérgica, que la iniciativa que lidera está dedicada a la difusión de la historia militar del Perú mediante diversas actividades culturales y educativas; no obstante que la elaboración fidedigna de sus trajes es la que ha concentrado mayor atención.“Nos interesa que los peruanos de hoy conozcan cómo se pensaba en los tiempos de conflictos bélicos. Hemos conversado con sociólogos, antropólogos y diversos profesionales para entender la filosofía de la época. En ocasiones nos invitan a estar parados como si fuéramos maniquíes, así que inmediatamente hago la aclaración, es algo que nos ha costado bastante. El deber de un recreacionista es meterse entre la gente,hablar de su vestimenta, pero también explicar sus circunstancias”.

Fieles asus principios

Fue durante la filmación de la película “Gloria del Pacífico” –de Juan Carlos Oganes–, en la que profesionales de múltiples disciplinas coincidieron y vieron la oportunidad de generar un espacio de reflexión y patriotismo, que participó en diferentes proyectos y terminó siendo amigos de varios aficionados a la historia. “Posteriormente tuvimos la suerte de que Julio Maldonado, quien confeccionó en parte los trajes de Gloria del Pacífico, se asocie a nosotros”.

El trabajo que realiza la Asociación avanza lento pero fiel a sus principios, por ello los trajes que elaboran cumplen conciertos parámetros previos a su elaboración. “Todo elemento que elaboramos tiene una certificación; no podemos hacer algo que no tenga actualidad históricamente, sea con documentos, imágenes y fotos o restos textiles. El primer paso siempre es la parte documental, buscamos los reglamentos de la época para referencia, en el caso de la guerra con Chile, fue una sorpresa hallar tantos trajes. Todo lo que un recreacionista usa, debe haber sido hecho a mano, basado en un modelo documentado”.

Guerra del Pacífico

Las primeras réplicas textiles elaboradas por los recreacionistas fueron del conflicto bélico acontecido entre 1879 y 1884 que enfrentó a Chile contra los aliados Perú y Bolivia. “Iniciamos con la Guerra del Pacífico, debido a nuestras participaciones en películas de ese corte. Lo curioso es que, además de tener trajes de soldados, tenemos a la rabona costeña; esperamos posteriormente integrar a una rabona andina porque no hay ningún miembro quechuahablante, no podemos presentar algo que sea falso”.

Víctor relata que la Guerra del Pacífico aún resulta un pasaje sensible de nuestra historia, “cuando nos presentamos en alguna actividad o hacemos convocatoria, no faltan aquellos que buscan revancha, y esa actitud es de lamentar, pues parece que no hemos aprendido de nuestros errores y derrotas”.

Si algo tiene claro Víctor Soto como estudioso de la historia es aquello que no quiere repetir, por eso repele esa cultura del “así no más”, esa especie de atajo al que estamos acostumbrados los peruanos, para evitar la fatiga. El docente escolar explica que es esta cultura responsable en gran parte de que importantes elementos de valor histórico tengan hoy paradero desconocido, “al momento de recrear a veces surge la complejidad de no saber cómo son ciertos elementos, sin embargo no desistimos hasta lograr una réplica fiel; es increíble la cantidad de documentos que se trafican, “así nomás” cualquiera puede tenerlos, por eso cuando se promueven iniciativas serias como la nuestra, terminas siendo muy singular frente a un espacio de informalidad”.