Tipo de cambio:

Compra: 3.390

Venta: 3.393


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 12

de diciembre de 2019

POBLACIÓN DE EL PASO ASEGURA QUE GENERA ODIO Y VIOLENCIA

Piden a Trump detener discurso antiinmigrante

Además reclaman medidas urgentes para restringir tenencia de armas.

8/8/2019


El Paso, Estados Unidos

AFP

Acosado por los llamados a endurecer las leyes de tenencia de armas y a detener el discurso antiinmigrante y racista, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, visitó Dayton (Ohio) y El Paso (Texas), dos ciudades que se sumaron a la lista de tiroteos indiscriminados que desde hace años sacuden al país.

Trump se reunió, acompañado por su esposa, Melania, con heridos y familiares de las víctimas de las masacres de Dayton, donde el domingo pasado nueve personas perdieron la vida antes de que las autoridades abatieran al atacante, y de El Paso, que el sábado se convirtió en escenario de un tiroteo que cegó 22 vidas.

Descontento

El gobernante fue seguido por los reclamos de manifestantes que se reunieron frente al Hospital Miami Valley de Dayton, donde permanecen varios heridos del domingo.

“Dayton fuerte”, “Acción ahora” y “No más odio” coreaban personas con carteles en los que reclaman “Hagan algo” para endurecer las normas que permiten la venta y porte de armas en el país.

Más tarde, los reclamos aguardaban también al jefe de Estado en El Paso, una ciudad texana ubicada justo en la frontera con México, donde grupos de manifestantes se concentraron en distintos puntos, pero especialmente en el centro comercial donde el sábado pasado ocurrió la masacre de la que se señala como autor a Patrick Crusius, de 21 años, considerado un supremacista blanco.

“No eres bienvenido aquí”, “Queremos una disculpa”, “Trump es un racista, supremacista blanco”, apuntaban los carteles en El Paso, entre los que ondeaban banderas de México y Estados Unidos.

Antes de emprender el tiroteo, el autor presuntamente publicó un manifiesto en el que empleando argumentos usados por Trump dijo que su finalidad era detener “la invasión” de latinoamericanos a Estados Unidos.

Mensaje

El director ejecutivo de Border Network for Human Rights, Fernando García, señaló que los manifestantes en El Paso tienen dos mensajes para Trump: el primero que “estamos orgullosos de lo que somos, somos una comunidad de migrantes e hispanos y hemos recibido y abierto nuestras puertas a refugiados e inmigrantes y asilados históricamente, y lo seguiremos haciendo”.

Y en segundo lugar, subrayó, “el presidente Trump no es bienvenido en esta comunidad”.

“Su retórica racista y su política de odio hacia los inmigrantes generaron el incidente terrorista en contra de nuestra comunidad”, afirmó García.

No se retracta

Trump señaló que su “retórica” une a las personas; “mis críticos son políticos, están tratando se sacar réditos en la campaña electoral”, anotó. Pero los opositores le critican por inspirar el odio contra los inmigrantes y de la crispada atmósfera del país por sus discursos en los que se refiere a los indocumentados como una “invasión”.

El expresidente Joe Biden, favorito para hacerse con la nominación de los demócratas en el 2020, acusó a Trump de “encender la llama del supremacismo blanco”.

“Tenemos un presidente con una lengua tóxica que ha abrazado públicamente y sin disculparse el odio, el racismo y la división como estrategia política”, dijo.