Tipo de cambio:

Compra: 3.335

Venta: 3.340


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MIÉRCOLES 19

de junio de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

Por la igualdad salarial

Cada organización empresarial debe identificar los puestos de trabajo que ofrece, determinar su composición, darles un valor y comparar si existe algún tipo de brecha salarial.

20/5/2019


A partir del 1° de julio, la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) fiscalizará el cumplimiento de las reglas de igualdad salarial; vale decir, la correcta aplicación de la ley que prohíbe la discriminación salarial en las empresas; aunque, para las micro y pequeñas empresas, esta labor empezará recién en diciembre.

El objetivo es trascendental, promover mejores métodos de evaluación y organización en las empresas con la finalidad de garantizar la igualdad de oportunidades entre personas de uno y otro sexo, a tono con el principio de igualdad de oportunidades sin discriminación consagrado en el artículo 26 de la Constitución y que por mandato de esta necesariamente debe respetarse en toda relación laboral.

Según la Ley Nº 30709, las empresas deben evaluar y agrupar los puestos de trabajo en cuadros de categorías y funciones tomando como base criterios objetivos y la necesidad de su actividad económica.

Además, tienen la obligación de contar con una política remunerativa e informar a sus trabajadores respecto de esta, así como sobre los criterios de evaluación de desempeño para no incurrir en discriminación directa o indirecta por motivo de sexo en sus prácticas.

Los criterios calificados como discriminación consideran aspectos vinculados directa o indirectamente con el embarazo, la maternidad, la paternidad, la lactancia, las responsabilidades familiares o ser víctima de violencia.

El reglamento de la ley también incluye una guía con los lineamientos referenciales para la implementación de medidas de igualdad salarial. Por tanto, como parte de sus obligaciones, cada organización empresarial debe identificar los puestos de trabajo que ofrece, determinar su composición, darles un valor y comparar si existe algún tipo de brecha salarial.

En esa medida, resulta sumamente importante que las empresas elaboren sus respectivos cuadros de categoría y funciones, que deben contener los puestos de trabajo incluidos en cada categoría; la descripción general de las características de los puestos que justifiquen su agrupación; así como la jerarquización de las categorías basándose en su valoración y necesidad de la actividad económica.

Con ello, estos cuadros permitirán a los inspectores de trabajo verificar si los puestos de igual valor tienen la misma remuneración.

Las empresas deben estar muy atentas, el incumplimiento de estas disposiciones constituirá infracciones muy graves que pueden sancionarse con multas de hasta 189,000 soles para las grandes empresas. En el caso de la pequeña empresa las sanciones pecuniarias serían de 32,130 soles y de 2,856 soles si se trata de una microempresa.

El Estado peruano adopta y ejecuta, entonces, medidas concretas en la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres en el país, cumpliendo lo dispuesto por la Constitución y acorde también a instrumentos jurídicos internacionales como el Convenio N° 100 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre igualdad de remuneración.