Tipo de cambio:

Compra: 3.357

Venta: 3.361


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
DOMINGO 22

de setiembre de 2019

EDITORIAL

Por un aire más limpio

25/8/2019


Es un hecho científicamente comprobado que la quema de combustibles fósiles asociada a la actividad vehicular es una de las causas del calentamiento global que afecta a nuestro planeta y el responsable de la contaminación ambiental en la mayoría de ciudades, incluyendo nuestra capital.

La situación es preocupante. De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la contaminación atmosférica es el principal riesgo ambiental para las Américas, mientras que la Organización Mundial de la Salud sostiene que una de cada nueve muertes en el mundo es el resultado de las condiciones relacionadas con ella.

Los contaminantes atmosféricos más riesgosos para la salud son material particulado con un diámetro de 10 micras o menos, los cuales pueden penetrar en los pulmones y causar graves daños. Según la OPS, el origen de este agente contaminador no es otro que la quema de combustibles fósiles.

En este contexto, es pertinente preguntarse sobre la calidad del aire en Lima. Para el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi), las altas concentraciones de material particulado en el aire limeño guardan una estrecha relación con las horas de mayor tránsito vehicular.

Además, estudios del Senamhi dieron cuenta de la presencia de gran cantidad de partículas de hollín con tamaños menores a 5 micrómetros, es decir, 30 veces más pequeñas que el diámetro de un cabello humano, por lo que pueden ingresar fácilmente en el sistema respiratorio y ocasionar serios problemas de salud.

¿Qué hacer ante esta dificultad? Si la principal fuente de contaminación ambiental está asociada a la actividad vehicular y a la quema de combustibles fósiles, resulta lógico tomar medidas que fomenten el uso de fuentes de energía alternativas y vehículos menos contaminantes.

En el Perú ya se han adoptado las primeras medidas. A principios de agosto, el Gobierno envió al Congreso el proyecto de ley para promover la renovación del parque automotor, el cual propone el chatarreo de vehículos antiguos contaminantes mediante incentivos económicos y no económicos.

Asimismo, la ministra de Transportes y Comunicaciones, María Jara, declaró que el Gobierno elabora el marco legal para fomentar el ingreso al país de automóviles eléctricos, el cual estaría listo en los próximos meses. Añadió que se coordina con el portafolio de Energía y Minas para que esta medida vaya acompañada de la infraestructura necesaria que permita a los dueños de los vehículos cargar energía con seguridad. También dijo que se espera que las empresas ganadoras de las próximas concesiones de rutas viales incorporen vehículos eléctricos en sus flotas.

El chatarreo de carros vetustos y la masificación de automóviles eléctricos o híbridos en nuestras ciudades, además del plan ‘Hora Pico y Placa’, son medidas positivas y complementarias que deben ejecutarse cuanto antes para combatir la creciente contaminación ambiental asociada con la actividad vehicular. Confiamos en que sus efectos redundarán en la mejora de la calidad del aire que todos respiramos.