Tipo de cambio:

Compra: 3.351

Venta: 3.355


Año del diálogo y la reconciliación nacional
LUNES 17

de diciembre de 2018

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

Prediabetes, mal silencioso

Las personas con glucosa alta en la sangre corren el riesgo de desarrollar complicaciones cardiovasculares.

25/9/2018


Cecilia Fernández Siivori

mfernandez@editoraperu.com.pe

A diferencia de lo que se cree, la prediabetes, al igual que la diabetes, puede causar en quienes presentan este cuadro clínico enfermedades cardiovasculares, como infarto al miocardio, angina de pecho y hasta accidentes cerebrovasculares. 


“Las personas con prediabetes poseen más riesgo de desarrollar las mismas complicaciones cardiovasculares que la diabetes respecto a quienes mantienen su nivel de glucosa normal [calculada actualmente en 100mg/dl]. Esto debido a que la glucosa elevada, aunque no llegue al rango para ser considerado diabetes [126mg/dl], produce daño macrovascular [ocasionado en las arterias largas del corazón y cerebro] y microvascular [en las arterias pequeñas de ojos, riñones y nervios]”, explica Segundo Seclén, past presidente de la Sociedad Peruana de Endocrinología y director de la Maestría Internacional de Diabetes y Obesidad de la Universidad Cayetano Heredia.

Glucosa elevada

Cuando hay daño macrovascular la persona puede sufrir, por ejemplo, infarto al miocardio, angina de pecho y accidente cerebrovascular, pero si es a nivel microvascular puede desarrollar retinopatía diabética (daño a los ojos), enfermedad renal crónica y neuropatía diabética (pérdida de la sensibilidad en las piernas y pies).

El especialista precisa que “la glucosa elevada por sí sola es un factor de riesgo para tener enfermedades cardiovasculares, pero si además la persona tiene problemas de obesidad, hipertensión arterial o elevado nivel de colesterol, el riesgo es mayor”.

A diferencia de la diabetes, la prediabetes puede revertirse recibiendo tratamiento para alcanzar los niveles normales de glucosa en sangre que se han perdido.

La prediabetes se combate con alimentación saludable, actividad física, pérdida de peso o con medicamentos, si la persona no logra que su glucosa baje a niveles normales cambiando su estilo de vida.

Recuerde que la prediabetes no causa molestias; por ello, se recomienda un descarte anual, sobre todo en personas con obesidad, sobrepeso, hipertensión arterial, antecedentes de familiares con diabetes.