Tipo de cambio:

Compra: 3.374

Venta: 3.377


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
DOMINGO 25

de agosto de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

Preparación máxima

Alonso Valdez aspira a saltar hacia la cima. El saltador ecuestre entrena con los mejores para triunfar en Lima 2019.

21/1/2019


Detrás de las imponentes estructuras que se construyen para albergar los Juegos de Lima 2019 se encuentran los deportistas nacionales que entrenan de manera silenciosa con el objetivo de llegar en óptimas condiciones al certamen, que empezará el 26 de julio.

Uno de los exponentes es el saltador ecuestre Alonso Valdez, ganador de múltiples trofeos representando al Perú. Como parte de su preparación, el jinete nacional participará en los tres primeros meses del presente año en el Circuito Ecuestre del Palm Beach International Equestrian Center, en Estados Unidos

“Nuestro principal objetivo son los Juegos Panamericanos de Lima 2019; desde ya estamos trabajando fuerte para dejar el nombre del Perú en lo más alto. Por eso me encuentro en Estados Unidos participando en el circuito de Palm Beach durante los próximos meses”, sostiene Valdez, quien en mayo y junio también participará en el Circuito Europeo.

El jinete peruano entrena desde hace 4 años en Holanda. Su trabajo lo desarrolla junto con el saltador local Jeroen Dubbeldam, quien fue campeón mundial y campeón europeo; además, tiene en su haber la medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Sídney 2000.

“El ecuestre es uno de los deportes cuyo cupo olímpico se consigue en los Juegos Panamericanos. Espero tener el mejor escenario posible. Me encantaría volver a representar a mi país en unas olimpíadas, es el sueño de cualquier deportista representar a su país en un certamen máximo”, señaló.

Tarea titánica

Para concretar el ansiado pase a Tokio 2020, Alonso Valdez tiene la obligación de alcanzar uno de los 4 cupos individuales que entregan los Juegos Panamericanos. Será una tarea titánica porque se enfrentará a los mejores elementos del continente americano.

El deportista no oculta su amor por los caballos; para él, son parte de su vida, y hacer contacto con cada uno de los animales que monta le genera un sentimiento especial.

Tiene como compañeros de competencias a los equinos Chichester, Cícero (ambos caballos alemanes) y la yegua Fresca (de origen holandés).

Valdez no olvida a las personas que apuestan por su carrera deportiva. Entre ellas destaca a sus familiares y amigos. Tampoco deja de lado al Instituto Peruano del Deporte (IPD), la Federación Ecuestre del Perú y rl Comité Olímpico Peruano (COP), entidades que apoyan económica y deportivamente al saltador.

Datos

1900   fue el año en que el salto de ecuestre fue olímpico.