Tipo de cambio:

Compra: 3.546

Venta: 3.549


Año de la Universalización de la Salud
MARTES 7

de julio de 2020

COLOCAN UNA VALLA ALREDEDOR DE LA CASA BLANCA

Protestas contra el racismo se trasladan a Washington

Joe Biden asegura que al presidente le interesa más el poder antes que los principios.

3/6/2020


Washington, Estados Unidos


EFE


Cientos de manifestantes volvieron a congregarse en el centro de Washington en una protesta pacífica por la violencia policial contra los afroamericanos, pero una enorme valla les impidió acercarse a la Casa Blanca. 

“¡No puedo respirar!”, coreó un centenar de personas, que se tendieron en el suelo a la vez en la intersección entre las calles H y 16 para repetir la frase que denunció el afroamericano George Floyd la semana pasada, poco antes de morir por asfixia debido a la presión que ejercía sobre su cuello la rodilla de un policía blanco.

Cerca

Los manifestantes se toparon con un nuevo perímetro protegido por las fuerzas de seguridad que les impedía acercarse a la Casa Blanca: una valla metálica de unos dos metros y medio de altura (8 pies) instalada recorría el extremo norte del parque Lafayette, contiguo a la residencia presidencial.

Fue en ese parque donde las fuerzas de seguridad utilizaron gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes y permitir que el presidente estadounidense, Donald Trump, pudiera cruzar la plaza a pie para posar ante las cámaras con una Biblia en la mano ante la iglesia episcopal de Saint John.

El episodio generó una gran polémica, y tanto la Policía local como la alcaldesa de la capital, Muriel Bowser, se distanciaron del suceso y aseguraron que no estuvieron implicados en el plan de la Casa Blanca para dispersar las protestas.

La manifestación estuvo protegida en sus inicios por agentes de la Policía local, un contraste con los activos de la Guardia Nacional y los efectivos federales de distintas agencias del Departamento de Justicia, incluidos el FBI y la DEA, que se desplegaron en el centro de la capital.

Critican a mandatario

El aspirante demócrata a Joe Biden acusó al presidente Trump de transformar Estados Unidos en un “campo de batalla”.

Biden condenó los incidentes desatados tras la muerte de Floyd, pero acusó a Trump de “transformar el país en un campo de batalla”.

“Cuando el presidente ordena desalojar a manifestantes pacíficos del porche de la Casa Blanca, con gases lacrimógenos y granadas aturdidoras (...) tenemos derecho a pensar que el presidente está más preocupado por el poder que por los principios”, dijo.

Racismo

La pandemia y las manifestaciones en Estados Unidos tras la muerte de un hombre negro asfixiado por un policía blanco, ponen de manifiesto “las discriminaciones raciales endémicas”, declaró la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

“Este virus muestra las desigualdades endémicas que han sido ignoradas durante mucho tiempo”, estimó Bachelet en un comunicado.