Tipo de cambio:

Compra: 3.380

Venta: 3.384


Año de la Universalización de la Salud
LUNES 17

de febrero de 2020

WILY CANCHANYA TRABAJA SIN DESCANSO PARA LLEGAR A TOKIO 2020

Prueba de fondo

El maratonista de Junín correrá en Londres, donde espera conseguir la marca olímpica.

9/2/2020


Para Wily Canchanya, las horas pasan a un segundo plano cuando se trata de prepararse en busca de clasificar a los Juegos Olímpicos Tokio 2020. El maratonista de Chuamba, del distrito de Cullhuas, en Junín, se alista para correr en Londres, ciudad en la que intentará alcanzar la marca que le permita llegar a la gran cita en la capital japonesa.

Las sesiones de entrenamiento son cada vez más arduas. Trabajar en el frío, el calor, en el llano o en la altura ya no es un problema porque el deportista sabe que si anhela vencer, debe prepararse.

“La jornada de entrenamiento es muy exigente; ya pasé a la etapa precompetitiva” asegura Willy, quien corre durante dos horas por las mañanas y en las tardes trabaja su velocidad.El programa de entrenamientos también incluye afrontar pruebas en la Selva, a 500 metros sobre el nivel del mar, con el objetivo de adaptarse al calor.

“En Tokio se registrarán altas temperaturas cuando se corra la maratón”, resaltó Canchanya, quien buscará en sus competencias del calendario 2020 lograr el tiempo que lo clasifique a los Juegos Olímpicos (2 horas 10 minutos).

En su afán de adaptarse a la alta competencia, el atleta de 28 años se somete a terapias y masajes intensos para evitar lesiones. No quiere que nada interrumpa su camino hacia sus primeras Olímpiadas.

Pruebas pendientesPlanea participar en abril en la Maratón de Londres, el primer paso para alcanzar la marca que le permita asistir al certamen ecuménico. No descarta participar en otras competencias en febrero y marzo, entre las que destacan carreras en México y Colombia.

Wily Canchanya proviene de una familia cuya tradición es practicar el fondismo. Su padre fue el primer atleta que representó al pueblo de Chuamba en la Maratón de los Andes y su primo alcanzó el profesionalismo en esta disciplina atlética.

“Mi padre fue el ejemplo que me impulsó a continuar con mi carrera. Desde niño lo miraba y competía con él. Le repetía que quería ser el mejor del mundo y obtener medallas”, confesó el alegre corredor.

El atleta insiste una y otra vez en que Huancayo es cuna de fondistas porque cuenta con los recursos naturales que dotan a los pobladores de capacidades innatas.

“Lo que nos hace grandes es el aire de aquí porque estamos a 3,200 metros sobre el nivel del mar. Tenemos mayor capacidad de oxígeno. A eso debemos agregarle que en la Sierra se consumen muchos productos naturales que son sanos y nos mantienen fuertes”, concluyó el deportista, que no descansará hasta hacer realidad su sueño: ser medallista olímpico.

Datos

Wily Canchanya recibe apoyo de Minas Buenaventura por medio del programa ‘En busca del oro’. Ese mismo beneficio se les brinda a Saida Meneses (Huancavelica) y Cristian Pacheco (Huancayo).

También es parte del programa Maratonistas, que emprende el Instituto Peruano del Deporte y dirige el entrenador mexicano Rodolfo Gómez.