Tipo de cambio:

Compra: 3.560

Venta: 3.563


Año de la Universalización de la Salud
MIÉRCOLES 12

de agosto de 2020

Prueba molecular peruana

“(...) los principales atributos de esta innovación podrían ser que independizará al Perú de los mercados internacionales y, además, permitirá al Estado mejorar la vigilancia epidemiológica (...)”.

27/7/2020


En la lucha contra el covid-19, las pruebas para detectarlo son imprescindibles, ya que permiten conocer con precisión qué persona está infectada por el patógeno y, a partir de ahí, tomar las medidas pertinentes para evitar la propagación de la enfermedad.

Al inicio de la crisis sanitaria, en el país se empezaron a hacer dos tipos de test: el serológico, llamado también prueba rápida, que detecta los anticuerpos generados por el organismo en respuesta a la infección del virus, y el molecular, el cual advierte la presencia del ácido ribonucleico (ARN) en la muestra extraída al paciente, es decir, el material genético del virus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el uso del examen molecular para diagnosticar el covid-19 debido a que se le considera más preciso, pues señala la presencia del virus desde el inicio de la infección, sin necesidad de esperar el período de incubación como ocurre en el caso de la prueba rápida.

Por tanto, a fin de optimizar la vigilancia epidemiológica contra el nuevo coronavirus y luchar de forma más eficiente en su contra es imperativo para el Perú incrementar el número de pruebas moleculares diarias a la población.

El problema es que estos exámenes deben ser importados, lo cual sujeta al Perú a la disponibilidad de los proveedores internacionales y a las fluctuaciones de los precios que, dicho sea de paso, actualmente registran una tendencia al alza por la alta demanda mundial.

Sin embargo, recientemente se anunció que en menos de 15 días estará lista para su uso la prueba molecular rápida elaborada por un grupo de científicos peruanos en el Instituto Nacional de Salud (INS), entidad perteneciente al Ministerio de Salud.

De acuerdo con el INS, esta prueba se encuentra en la etapa final de la validación de campo y sus características principales son que demanda un costo menor y, además, arrojará los resultados en 30 minutos, aproximadamente, hecho que representa una clara ventaja al ahorrar al Estado dinero, que puede derivarse a otros gastos urgentes, y también valioso tiempo para diagnosticar prontamente la enfermedad y así desplegar acciones pertinentes para frenar su propagación.

Sin embargo, los principales atributos de esta innovación podrían ser que independizará al Perú de los mercados internacionales y, además, permitirá al Estado mejorar la vigilancia epidemiológica en el territorio nacional y definir con información certera dónde están los principales focos de la enfermedad.

La prueba del INS no es la única. Un equipo científico conjunto de la Universidad Peruana Cayetano Heredia y de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC) también anunció que está próximo a tener lista una prueba molecular, lo cual revela que en el Perú hay profesionales de primer nivel que están aportando de forma notable al combate contra la pandemia y a los cuales convendría apoyar a fin de estimular y dar soporte a su trabajo. Esperemos que estos avances científicos locales continúen desarrollándose de forma permanente.