Tipo de cambio:

Compra: 3.328

Venta: 3.332


Año del diálogo y la reconciliación nacional
SÁBADO 20

de octubre de 2018

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

Quebrar el fuego

El Sernanp cuenta con 167 guardaparques bomberos forestales y ha capacitado a 500 comuneros para salvaguardar más de 19 millones de hectáreas de las ANP.

25/9/2018


José VadilloVila

jvadillo@editoraperu.com.pe

Son 167. Bajo chaquetas, guantes, cascos y mascarillas, los “combatientes” ofrecen lucha al fuego provistos de batefuegos, rastrillos, machetes, quemadores y “mochilas” de agua. Cuando ganan la batalla los guardaparques dejan el apellido de “bomberos forestales” y vuelven a su labor de vigilancia de las Áreas Naturales Protegidas (ANP). 


Ellos son el brazo operativo del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp) y nacieron para salvaguardar el Santuario Histórico Machu Picchu, donde siempre se presentaban incendios.

En abril de 2017, un grupo de “guerreros” apoyó a sus pares en Valparaíso, Chile. Y a inicios de mes un contingente se unió a las autoridades arequipeñas para controlar el fuego que duró cinco días. (Con ello, suman cuatro incendios fuera de las ANP donde han trabajado: La Libertad, Ayacucho, Moquegua, Arequipa y San Martín).

El factor humano

Pero se necesitan más “combatientes” y aliados en las comunidades porque los incendios en su gran mayoría tienen origen humano.

Por ejemplo, un mal manejo del fuego en actividades agrícolas, como la roza o quema; y las costumbres como la quema de tierras por los campesinos para llamar a la lluvia; o los “pagos a la tierra”, de los campesinos de la sierra sur (las brazas que no se apagan, se avivan con los vientos).

“Y hoy tenemos más incendios de gran magnitud debido a mayores temporadas de sequías, por el aumento de temporadas muy intensas de calor”, explica José Carlos Nieto Navarrete, director de gestión de las áreas naturales protegidas del Sernanp.

El año pasado, los incendios forestales sumaron 1,200 hectáreas en 8 ANP. Y en lo que va del año ya se han registrado incendios en 10 ANP. Sin embargo, solo han afectado a 489 hectáreas.

Nieto dice que la reducción en más de 50% del número de hectáreas afectadas por incendios forestales en las ANP, se debe al trabajo de prevención para mejorar la capacidad de respuesta.

Si bien es un mínimo territorio de los 19 millones de hectáreas salvaguardados en los 76 ANP, el peligro está en los futuros incendios forestales, tal como sucede hoy en día en Estados Unidos, Canadá, España, Bolivia, Brasil o Chile, que tienen problemas para controlar estos eventos.

“En el 2016 éramos poco más de 50 guardaparques bomberos forestales, hoy somos 167 capacitados gracias al apoyo del Organismo Autónomo de Parques Nacionales de España y el Servicio Forestal de los Estados Unidos. Y estamos siendo certificados como bomberos forestales por OFDA-USAID”, explica. Nieto dice que en 2019 Sernanp contará con 250 guardaparques bomberos forestales, capacitados para el combate directo del fuego; el empleo de “fajas de protección” o el confinamiento del fuego en determinados espacios.

Brigadistas comunales

La Estrategia de Gestión del Riesgo de Incendio Forestal, vigente desde este año, permitió también que 15 instructores nacionales certificados capaciten a más de 500 brigadistas comunales en todo el país, quienes conforman más de 10 brigadas comunales tanto en las zonas internas como en las adyacentes a las ANP.

“Los comuneros no solo contribuirán dando el primer aviso sobre los focos de calor (labor de vigilancia y de comunicación oportuna), también apoyarán a los guardaparques bomberos forestales, apoyarán en el combate directo del fuego. Sobre todo, se les enseña a tener un doble cuidado a la hora de hacer la roza en horas con menos viento, y a unirse con los vecinos para estas actividades”, dice.

Los instructores del Sernanp ya capacitaron en 2017 a miembros del Ejército, para el combate de los incendios forestales. Y trabaja con los gobiernos regionales y sus Centros de Operaciones de Emergencia Regional (COER), Indeci, Serfor, entre otros.

Para mayor eficacia de su labor, los contingentes de guardaparques bomberos forestales están en cuatro “nodos” ubicados en Chiclayo (norte), Cusco (sur), Pucallpa (oriente) y Lima y Oxapampa (centro).

Nieto explica que falta agregar a esta organización un “sistema de comandos de incidentes” para enfrentar mejor los incendios forestales.

Junto al Sernanp, otras instituciones del Estado cuentan con pequeños equipos de bomberos forestales como el Ministerio de Cultura e Indeci del Cusco (por ser la región del país con la mayor cantidad de incendios forestales).

Inversión

Entre 2016 y este año, se ha invertido un millón de soles en la compra de ropa ignífuga, zapatos, indumentarias y herramientas especializadas para los “combatientes” forestales.

Y Sernanp prepara una iniciativa para el Fondo para Intervenciones ante la Ocurrencia de Desastres Naturales (Fondes) que permita mejorar más el equipamiento tanto para los próximos bomberos forestales como la compra de más “bolsas bambi”, por ejemplo.

Estas se adecuan a un helicóptero y sirven para recoger agua de lagunas y llevarlas a los lugares donde se producen los incendios para que baje la temperatura y los “combatientes” pueden ingresar a “liquidar” el fuego.

“Todas las instituciones de respuesta ante emergencias o desastres –Sernanp forma parte en el tema de incendios forestales– nos articulamos y sumamos a los COER y los COED para dar una respuesta más efectiva ante este tipo de siniestros. Por ello, la prioridad del último año ha sido priorizar la formación de brigadas para la prevención y control de incendios forestales en estos territorios”.

Cifras

16% del territorio nacional representan las 76 ANP a cargo de Sernanp.
90% A más de los incendios son causados por el hombre.