Tipo de cambio:

Compra: 3.545

Venta: 3.548


Año de la Universalización de la Salud
VIERNES 7

de agosto de 2020

Refuerzan clases escolares para menores residentes en centros de acogida residencial

Docentes y personal de los CAR del Mimp, refuerzan la educación a distancia que reciben en niños, niñas y adolescentes con la estrategia ‘Aprendo en casa’.

12/7/2020


El equipo de docentes y personal de atención permanente de los Centros de Acogida Residencial (CAR) fortalecen la educación escolar las niñas, niños y adolescentes residentes en estos centros, complementando las lecciones que a diario reciben de la estrategia educativa ‘Aprendo en Casa’, del Ministerio de Educación.

“Garantizamos el derecho a la educación de nuestra población siempre. Y en este contexto hemos tenido que reforzar nuestros equipos de profesionales para acompañar adecuadamente el proceso educativo a distancia de nuestros residentes. Para ello, por ejemplo, en los CAR con mayor población se han contratado profesores que complementan la clase escolar del día”, dijo Jessyca Diaz, directora ejecutiva del Inabif, del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (Mimp).

Aulas escolares en los CAR 
Por ejemplo, en el CAR Arco Iris, del distrito limeño de Pueblo Libre, las docentes y el personal de atención asisten a 30 menores de edad que cursan desde el nivel inicial hasta el primero de secundaria. Todos reciben las clases de acuerdo con los horarios de trasmisión de ‘Aprendo en Casa’, por televisión.

Para los niños, niñas y adolescentes resulta muy novedoso y divertido aprender a través de un programa de televisión. Cuenta la licenciada Carmen Fajardo, directora de este CAR, que desde muy temprano ellos ordenan sus cuadernos y lápices para estar listos. En cada actividad se cumplen con las medidas de bioseguridad como limpiar superficies de mesas, sillas, pisos y lavarse las manos.


Las clases se realizan en la biblioteca de este centro residencial. Se trata de un espacio agradable, amplio y ventilado que, debido a las medidas de emergencia sanitaria por la pandemia del covid-19, se ha convertido en un aula escolar.

Cuenta con un televisor y una pizarra, con los cuales una de las educadoras ahonda el tema tratado y las tutoras responden a las preguntas realizadas por los alumnos.

Como si fuese un colegio, en al patio del albergue, se ha implementado un espacio para las clases de educación física. Aquí las niñas y niños estiran los brazos, piernas o juegan vóley.

En el CAR Arco Iris residen 36 menores de edad (7 varones y 29 mujeres) sin cuidados parentales. Ellos reciben protección y cuidado integral (alimento, albergue, vestido, educación, salud y actividades recreativas). Además, se desarrollan talleres de danza, gimnasia rítmica, educación física y pintura, con el fin de estimular su creatividad, potenciar sus habilidades y mejorar su autoestima.

Por el mes de la peruanidad
Además de seguir las sesiones de ‘Aprendo en casa’, en el CAR Santo Domingo Savio, en la ciudad de Tacna, como una forma de mantener las prácticas propias del colegio, los lunes los 23 menores (10 varones y 13 mujeres) cumplen el acto protocolar del izamiento de la bandera y cantan nuestro himno nacional, cuenta la coordinadora del CAR tacneño, Raquelmy Mamani. 

A la tarea educativa se han sumado docentes que forman parte de otro servicio que brinda el Inabif, el de Educadores de Calle, que durante la pandemia del coronavirus suspendió su atención presencial por el trabajo remoto; sin embargo, en algunas regiones su experiencia ha sido redirigida a reforzar las clases escolares de las y los menores de edad de los CAR.