Tipo de cambio:

Compra: 3.545

Venta: 3.548


Año de la Universalización de la Salud
VIERNES 7

de agosto de 2020

Reglas electorales claras

“El organismo electoral ha recordado que las autoridades y funcionarios de todas las instituciones públicas se encuentran prohibidos de realizar proselitismo político”.

19/7/2020


La convocatoria a elecciones generales el 11 de abril del 2021 abrió oficialmente la campaña electoral y la presencia de excandidatos presidenciales en programas periodísticos confirman que ya ingresamos a una etapa de proselitismo en la que deberán respetarse las reglas de transparencia, democracia y neutralidad. El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) ha sido el primero en responder al llamado de la Presidencia de la República para celebrar unos comicios claros y diáfanos, cuyos resultados respondan a la voluntad popular expresada con su voto directo en las urnas.

El organismo electoral ha recordado que las autoridades y funcionarios de todas las instituciones públicas se encuentran prohibidos de realizar proselitismo político, ante la vigencia de las normas sobre neutralidad. En ese contexto, no pueden efectuar acciones que favorezcan o perjudiquen a una determinada organización política o candidato, conforme al artículo 31 de la Constitución Política, los artículos 346, 347 y 353 de la Ley Orgánica de Elecciones, así como al reglamento del JNE.

Tampoco pueden hacer valer la influencia de sus cargos para imponer a sus subordinados sus preferencias electorales y coartar la libertad del sufragio, además de otras restricciones. Por ejemplo, en la normatividad del JNE se consigna que los funcionarios que se presenten como candidatos están prohibidos, 90 días antes del acto de sufragio, de hacer proselitismo político en la inauguración e inspección de obras públicas, así como de repartir bienes adquiridos con dinero del Estado.

Y en caso se advierta una presunta infracción de las autoridades que no son candidatos, el Jurado Electoral Especial correspondiente dispondrá la remisión de los actuados al Ministerio Público, a la Contraloría General de la República y a la entidad estatal en la que prestan servicios para que actúen conforme a sus atribuciones. Se trata de medidas ya vigentes en anteriores elecciones, pero que hoy son necesarias recordar para contribuir a unos comicios libres.

Aporta a esa voluntad gubernamental de celebrar un proceso transparente el compromiso del flamante presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano, quien ha anunciado que solicitará de manera oficial a la Organización de Estados Americanos y a la Unión Europea el envío de misiones de observación electoral para que certifiquen in situ los procedimientos institucionales y técnicos que buscan un relevo democrático sin mayores dificultades, tal como ha ocurrido en las últimas dos décadas en el país.

También es importante la participación del Congreso de la República, donde se encuentra pendiente de segunda votación el dictamen sobre el impedimento de postulación de aquellos candidatos que tienen sentencia en primera instancia judicial por la comisión de delitos dolosos. Esta prohibición forma parte de la reforma política pendiente que el Estado lleva adelante para garantizar la idoneidad y calidad ética de quienes aspiran a ocupar un cargo elegido por el voto ciudadano.