Tipo de cambio:

Compra: 3.373

Venta: 3.379


Año del diálogo y la reconciliación nacional
DOMINGO 18

de noviembre de 2018

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

JORGE BAGLIETTO. ARTISTA

“Regreso para dejar un legado”

La voz que nos enamoró con “Por tu amor” y “Fantasy” siente que tiene una deuda de arte con sus seguidores y planea saldarla.

11/2/2018


Cecilia Fernández Sívori

mfernandez@editoraperu.com.pe

Hoy, aunque él no lo diga, está instalado y convertido en un clásico de nuestro cancionero nacional. Jorge Baglietto, responsable de romances, ídolo de conciertos, dueño  de una voz que musicaliza recuerdos apenas escuchamos “Fantasy”, “Por tu amor”, solo por nombrar algunos temas que dejaron esa huella que no se olvida.

De paso por Lima, Jorge Baglietto, hijo único del mar del Callao (aunque nacido en Barranco), está hoy dispuesto a dejar herencia con su talento, tras dejar a un lado del camino su carrera musical para convertirse en un consultor en recursos humanos en las Naciones Unidas.

–¿Por qué retomar ahora?

–Es una cuestión de legado, creo. Llega a un punto que te preguntas de dónde vienes. No quiero sonar petulante, pero deseas dejar algo de lo tuyo. Además, en unos años la voz no será la misma, comienza a desfigurarse. Mira a Paul McCartney. Creo que podría darle unos 5 o 10 años bien entregados a la música.

–¿Y hay otra razón más para volver?

–Ya sea para acertarla o equivocarme, creo que es importante plasmar las ideas que he tenido en todos estos años. Si tuviera un chance con la lotería solo me dedicaría a la música y a mis hijos. El menor va a ser mejor porque es muy afinado. El es menos lanzado que yo, pero tiene una capacidad increíble. Si hay algo que yo lamento es que no toco nada, salvo con las cuerdas vocales. Y me dije, eso no va a pasar con ellos, y todos estudian música, hasta el mayor, que se animó al ver a sus hermanos.

–Todos estos años en las Naciones Unidas como consultor estabas entre los “civiles”, alejado de las luces y el aplauso, tan diferente.

–Fíjate que no. Lo que aprendí en un escenario te da como una cancha para saber cómo lidiar con alguien que de repente va a perder su trabajo, pero a la que le dices hay opciones. ¿Cómo le cambias ese pesimismo tan natural del ser humano? La música me ha dado eso, y he podido aplicarlo en Tombuctú, Praia y en tantos sitios alejados que me ha tocado viajar.

Nuevos vientos

Jorge ha descubierto en esta última visita que aquí se abren nuevas oportunidades en la música. Tanto que hasta películas musicales existen. Y así la posibilidad de una participación actoral y musical en un Locos de amor 3 no sería descabellada. Baglietto sonríe y asegura que ha visto la cinta, pero que aún no hay contacto; “sería increíble”, exclama mientras degusta un café y reafirma su complacencia por el buen momento de la producción nacional.

–"Por tu amor” estaría pintada para esta saga cinéfila de Tondero, pero ¿no piensas que podrías versionarla al igual que Fonsi con “Despacito”?

–Me encantaría, pero no sé si Víctor [Arturo Barrientos] planea hacerlas con Autocontrol. Lo mío va más por cosas que quiero mostrar y que las tenía archivadas y no llegué a plasmarlas. De hecho, he escuchado cosas urbanas que se podían amalgamar con cosas que uno hace.

–¿Te reuniste ya con productores peruanos?

–Sí, hemos sostenido algunas reuniones, y algo que me ha parecido maravilloso es que uno lanza una idea y ellos han captado lo que busco y han volado más allá. Eso es positivo. Vamos a ver cómo se encamina todo.

–Las telenovelas, por ejemplo, son un buen punto. De hecho, tuviste un tema en Al fondo hay sitio y antes en la novela La Tyson.

–Fue el tema “Amarte en silencio”, pero fue un “por aquí pasó”. Aunque hay productores que trabajan muy de cerca a las novelas y, desde un punto estratégico, te da un buen retorno. Hay los que tienen la variedad de capturar tu estilo y plasmarlo en cuanto a los arreglos que hay hoy, y eso es positivo.Jorge espera estar más tiempo entre nosotros, “cada vez venía menos, mis padres partieron y ya no había una motivación fuerte; pero he regresado”, concluye.