Tipo de cambio:

Compra: 3.383

Venta: 3.386


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 5

de diciembre de 2019

LIMA ESTUVO A LA ALTURA DE LA GRAN FINAL DE LA COPA LIBERTADORES

Reinó el Fútbol

Flamengo derrotó 2-1 a River Plate y sumó su segundo título continental en un partido que tuvo todos los ingredientes. El pueblo peruano fue el que más ganó por ser testigo de un evento de primer nivel.

24/11/2019


“Fue una final ideal para un pueblo peruano tan cálido y hospitalario”, señaló German Felg, periodista de radio 91.1 de Jujuy. El dolor de la derrota de River Plate 2-1 ante Flamengo quedó a un lado porque ambos equipos se llevan en sus recuerdos la primera vez que un partido único definió al ganador de la Copa Libertadores, certamen que se juega desde hace 60 años.

El estadio Monumental de Ate albergó una fiesta interminable. Ochenta mil personas vibraron antes, durante y después con un cotejo que tuvo todos los ingredientes de una gran final.



River Plate, con esa autoridad que le brinda el linaje de copero, salió al gramado de juego a anular a su rival de turno. En los primeros minutos presentó un control efectivo del balón que Flamengo sintió y no supo contrarrestar.

Ese dominio efectivo gracias a un despliegue impecable del veterano Enzo Pérez y Matías Suárez en el medio campo sirvió para desarticular a la “máquina” del Mengao. Así llegó el primero de la tarde en el minuto 14. Rafael Santos Borré encontró una pelota dentro del área rival y de remate fuerte venció al arquero Diego Alves.

Monarca

Flamengo sintió el golpe en el mentón y no logró recuperarse en todo el primer tiempo, pero River tampoco pudo traducir en más goles su dominio, aun cuando tenía la posesión y dispuso de un par de situaciones.



En el segundo tiempo, la historia fue otra. Flamengo, despojado de su nerviosismo, salió con la intención de dejar la piel en la cancha e intentar avasallar a un conjunto “millonario” que no logró sostener la intensidad con la que jugó en la primera parte.

El equipo argentino perdió el eje y cedió el control del juego a un Mengao que comenzaba a parecerse al que domina en el Brasileirao.

Y así fue como apareció el temible Gabriel Barbosa, Gabigol, ausente durante todo el partido, para amargarle a River la posibilidad de un quinto título.

Faltaba apenas un minuto para que se cumpliera el tiempo reglamentario cuando Barbosa se hizo presente al enviar el balón a la red y anotar el empate transitorio.

Tres minutos después, en el 90+2, cuando River todavía no se recuperaba de la impresión del gol, el brasileño de 23 años se encontró nuevamente con la pelota y aseguró la Copa para el Flamengo, con lo que selló su condición de máximo anotador de esta 60ª edición de la Libertadores, con nueve tantos.

Flamengo vuelve a ser monarca de la Libertadores después de 38 años gracias a su gran héroe y a la sabiduría del técnico Jorge Jesús que no dudó en salir de Europa para conquistar América.



“Vine en contra de mucha gente, una parte de mis amigos... pero tenía mucha convicción en mi trabajo, mucha seguridad y también conocía muy bien al equipo del Flamengo”, dijo el técnico portugués de 65 años.

Tras ganar la Libertadores, el Flamengo podría levantar hoy, sin jugar, el título del Brasileirao si el Palmeiras, que marcha segundo, no gana en casa al Gremio de Porto Alegre.

Gamarra presente

El presidente de la Coordinadora de Empresarios de Gamarra, Diógenes Alva, calculó que en los últimos días el emporio comercial recibió a más de 20,000 hinchas extranjeros por la final de la Copa Libertadores.

Precisó que por esta temporada la asistencia a Gamarra bordea las 300,000 personas al día.



“Muchos extranjeros quedaron maravillados con los productos que ofrece Gamarra”, afirmó.

Reiteró que el emporio comercial vendió 50,000 camisetas de los clubes Regatas do Flamengo (Brasil) y River Plate (Argentina).

Precisó que estas prendas se vendieron desde los 10 soles, mientras que la indumentaria completa tuvo un costo mínimo de 15 soles.

12 millones de dólares de llevó Flamengo por levantar la Copa.