Tipo de cambio:

Compra: 3.330

Venta: 3.333


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 17

de enero de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

LOS TRES AÑOS DEL LUM

Repaso a la memoria

El Lugar de la Memoria trabajará a partir del próximo año temas relacionados con el aporte de las migraciones a la construcción del Perú. Desde este año, el LUM cuenta con un comité ad honorem para afinar mejor su museografía.

13/12/2018


José Vadillo Vila

jvadillo@editoraperu.com.pe

La memoria de este país-hogar tiene luces y sombras. Está retaceada. Fotografía 1 (años noventa, Lima): universitarios de San Marcos son revisados, de pies a cabeza, por soldados con el rostro cubierto por pasamontañas. Fotografía 2 (los ochenta, colegio de Ayacucho): un escolar, asesinado y declarado “traidor” por SL, es velado por sus compañeros de clases.

En el primero de los tres pisos del Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social (LUM), en Miraflores, los testimonios son audiovisuales, en pantallas LED. Y parecen hablarte directamente. Como el que da la “mamá Angélica” (1929-2017), quien –finalmente– ya habrá encontrado a Arquímedes, el hijo que buscó por 34 años.

En el segundo nivel de la muestra permanente, los actores de los años de violencia 1980-2000 se multiplican. Se reconoce a las organizaciones populares, campesinas y religiosas que hicieron frente al acoso de SL y del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA). Ellos encabezaron las marchas por la paz.

También señala los abusos de las FF. AA. y Policía Nacional: hay espacios vacíos que representan la oquedad dejada por las desapariciones forzadas de personas.

La museografía del LUM reconoce a los agentes de la Dirección Nacional Contra el Terrorismo (Dincote), que capturaron al cabecilla de SL, Abimael Guzmán Reynoso, el 12 de setiembre de 1992.

Se puede escuchar parte del repertorio de canciones que denunciaban la violencia de esos años en chicha, huaino, rock subterráneo. Investigaciones académicas y periodísticas; libros, revistas que tratan de explicar tanta sangre derramada.

Obligaban a señoritas, niñas a convivir con un “compañero”, a nombre del Pdte. Gonzalo casaban, grita el recuerdo de una mujer anónima desde una pared. Otro listón de memoria: Él me aseguraba que nadie más me viole. Los mismos militares no van a violar a la esposa de otro militar, ¿no?

000

Como parte de las celebraciones de los tres años del LUM, en los muros del primer nivel se han cincelado los 30 artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que en 1948 estableció la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Son principios rectores del Lugar de la Memoria.

Al final de la muestra permanente está el espacio de las placas conmemorativas. La más reciente se develó en octubre y está dedicada a la memoria de Martín Roca Casas, desaparecido desde el 5 de octubre de 1993.

El director del LUM, el historiador Manuel Burga Díaz, explica que se continuará develando placas en honor a los desaparecidos, siguiendo los lineamientos de reparación simbólica a los afectados por los 20 años de violencia.

Un dato interesante es el aumento de visitantes al LUM: pasó de 42,325 visitantes en el 2016 a 70,537 el año pasado. Este año se superará los 100,000.

Dice Burga:

–Es uno de los síntomas más positivos de la eficiencia del LUM. En general se trata de visitantes jóvenes, de entre 25 y 35 años. Ellos tratan de explicarse el por qué con una mirada menos doctrinaria y más articulada al tiempo actual: descubren aquí que en esos años hubo muchas muertes y abusos de los derechos humanos. Y esa es la función del LUM, que tratemos de entender qué ocurrió y por qué ocurrió; cómo las poblaciones procesan esos recuerdos, esas memorias y para qué sirve. El Lugar de la Memoria es un espacio privilegiado para que lo tengan en su conciencia y en sus prácticas culturales.

–¿Cuál será el espacio del LUM hacia el bicentenario?

–Formamos parte del proyecto del bicentenario del Ministerio de Cultura. Nos gustaría hacer más visible el Lugar de la Memoria, mediante la gestión cultural que hacemos, con las muestras permanentes y temporales, y las actividades que tienen que ver con cine, teatro, música, presentaciones de libros, foros, debates, que es parte de nuestra misión.

000

En el plano interno, el LUM ha logrado este año “una mayor institucionalización”: ya forma parte del Sistema Nacional de Museos, tiene sus lineamientos aprobados, un director y cuenta con un sistema legal que le permite desarrollar sus actividades.

Además, se ha instalado este año la comisión ad honorem LUM, conformado por un grupo de siete personalidades destacadas, como Allan Wagner, Jorge Villacorta, Félix Carrión Zavala y Sofía Macher. Esta “variedad de perspectivas y de experiencias” permitirá “una mejor comprensión del LUM.”

Sobre los proyectos, Burga comenta que a partir del 2019 el LUM tendrá como “línea central de análisis” el fenómeno de las migraciones y sus concomitantes, además del aporte de las migraciones internas y externas a la construcción de la República. “Queremos trazar esa evolución dentro de la misión del LUM: la migración, el desarraigo y arraigo contribuyen a crear una república más unida y solidaria”.

Dato

110 mil es el número de visitantes con el que cerrará el año el LUM.